Ante una futura bajada de tipos
Vista del logotipo del euro frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort del Meno, Alemania. EFEArchivo
Vista del logotipo del euro frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort del Meno, Alemania. EFE/Archivo EFE

La banca recorta la rentabilidad de sus depósitos

Hoy todas las miradas estarán puestas en el BCE y las medidas que anuncie. Desde hace varios meses Mario Draghi ha reiterado su intención de mantener los tipos bajos, ya sea en los niveles actuales o incluso inferiores. Los expertos creen que antes de final de año la autoridad monetaria va a rebajar en 25 puntos el precio del dinero. Pero la gran duda es cuándo ¿si en la cita de este jueves o en la prevista para diciembre? El consenso de los analistas consultados por Bloomberg opina que no será hoy, pero existen algunas señales que dejan entrever que la medida no tardará en llegar. Basta con mirar las políticas puestas en marcha por algunos bancos. Las entidades se están preparando para ello y la mejor evidencia es la rebaja de las remuneraciones en los depósitos. Si encontrar rentabilidades atractivas era una ardua tarea, los nuevos descensos dejan los ahorradores más conservadores sin apenas alternativas.

Uno de los casos que mejor ilustran esta tendencia es la maniobra efectuada en los últimos días por Bankinter. La entidad, que hasta finales de octubre era el banco con el depósito más atractivo a un año, se aproxima poco a poco al resto y deja en manos de los depósitos extranjeros los tipos más jugosos. Bankinter contaba hasta hace unos días con un producto a 13 meses para todos los públicos, es decir, no se requerían importes elevados para gozar de esta remuneración. Bastaba con ser cliente nuevo, disponer de 10.000 euros (la cantidad máxima a remunerar eran 200.000) y domiciliar la nómina para poder disfrutar de una TAE del 3%. Sin embargo, la oferta ha cambiado en los últimos días y el tipo de interés baja al 2,75%..

Esto recortes, no obstante, no han llegado al que es desde hace once meses su producto estrella: la cuenta nómina. Bankinter sigue ofreciendo un 5% durante el primer año. Transcurrido ese tiempo la rentabilidad cae al 2% para los siguientes 12 meses. La cuenta, dirigida a clientes de nuevo ingreso, remunera desde los 1.000 euros hasta un máximo de 5.000 euros.

Pero esta entidad no ha sido la única que ha recortado los tipos. Popular se suma a la corriente y mete la tijera a los productos destinados al ahorro. Del depósito a 14 meses al 1,75% y del depósito a más de dos años al 2,25%, ha pasado ahora productos que remuneran como máximo un 1,35%. La gama que ofrece el banco está compuesta por depósitos a tres y seis meses al 1%, a 12 meses al 1,25% y por último uno de 24 meses al 1,35%, por debajo incluso de las recomendaciones emitidas por Luis María Linde. Según la advertencia del Banco de España, la banca podía dar un máximo de un 1,5% para depósitos inferiores a un año, un 2% hasta los 24 meses y un 2,5% para plazos que superaran los dos años. Nada queda ya de la campaña lanzada por la entidad a la vuelta de las vacaciones que remuneraba entre un 2% un 3% para plazos inferiores a los dos años. No obstante, desde Popular señalan que los tipos actuales son orientativos y que la rentabilidad final depende en última instancia de la negociación con la oficina.

Con estos recortes y a fecha de hoy Banco Espirito Santo vuelve a hacerse con el primer puesto al ofrecer un depósito a 12 meses al 3%, a partir eso sí de 50.000 euros.

Si finalmente Draghi decide bajar el precio del dinero, puede que en los próximos días las entidades muevan ficha y recorten por enésima vez las remuneraciones al pasivo. Todo esto coincide con un momento en el que la banca afronta vencimientos de depósitos por importe de 60.000 millones euros. Pero parece que esto no es preocupación alguna, ya que a pesar de que cada día los depósitos son más baratos, el importe total apenas se ha resentido, al menos entre los pequeños ahorradores. Según datos del Banco de España a finales de septiembre 737.181 millones de euros correspondían a los depósitos de las familias, frente a 693.305 millones de hace un año, época en que la guerra del pasivo se situaba en sus cotas más altas con tipos que rodaban el 4% y hasta el 5%.

Normas
Entra en El País para participar