Venderá su filial por más de 2.500 millones
Logotipo de Telefónica en la sede de la empresa en Gran Vía.
Logotipo de Telefónica en la sede de la empresa en Gran Vía.

Telefónica ultima en la República Checa una desinversión histórica

La compañía avanza en su proceso de reducción de deuda

La salida de Telefónica de la República Checa se acerca. La compañía está cerrando las negociaciones para la venta de su filial Telefónica Czech Republic, de la que posee un 69% del capital, al grupo local PPF, controlado por el magnate Petr Kellner. Al cierre de esta edición, la operadora española no había comunicado oficialmente ningún acuerdo.

Hace pocos días, la teleco aseguró en un hecho relevante que estaba “explorando alternativas estratégicas” en relación a su participación en la firma checa y que entre estas opciones se encuentran “conversaciones con el grupo inversor PPF”. La empresa de Kellner, igualmente, lanzaría una opa por el 31% del capital restante de Telefónica Czech Republic.

El movimiento, en cualquier caso, tendrá un impacto notable para Telefónica. Según publicaba ayer Financial Times, la venta de esta participación se cerraría en el entorno de los 2.500 millones de euros. Aunque, el pago final podría ser superior. Y es que, según recordaban fuentes del sector, el valor bursátil actual del 69% de Telefónica Czech Republic ronda los 2.700 millones de euros.

Con estos parámetros, sería la segunda mayor venta de activos protagonizada por Telefónica en toda su historia, sólo por detrás de la OPV de Telefónica Móviles en el año 2000, en la que la compañía captó en torno a 3.300 millones de euros al colocar cerca del 8% del capital de esta filial.

Eso sí, sería la mayor operación del plan de venta de activos iniciado por Telefónica en verano del pasado año para reducir deuda y mejorar la flexibilidad financiera. Y es que, por ejemplo, durante el año pasado vendió Atento a Bain Capital por 1.051 millones de euros; un 4,56% de China Unicom por 1.142 millones; y captó 1.449 millones con la colocación en Bolsa de un 23% del capital de Telefónica Alemania. También superaría a la venta a la británica Yell el 59,9% del capital de Telefónica Publicidad e Información (TPI) por 1.838 millones de euros.

Lo cierto es que con la venta del 69% de Telefónica Czech Republic, la operadora captaría nuevos fondos para seguir reduciendo deuda. Según fuentes del sector, la operadora cumpliría con amplia soltura su objetivo de reducir la deuda neta a final de año por debajo de los 47.000 millones de euros.

No es el único movimiento corporativo que tiene en marcha la operadora que preside César Alierta, con el objetivo de reducir deuda y de reposicionarse internacionalmente. Por un lado, durante el pasado verano, Telefónica llegó a un acuerdo para vender su filial irlandesa O2 a Hutchison Whampoa por cerca de 1.000 millones de euros.

Por otro lado, llegó a un acuerdo para la compra de E-Plus, filial alemana de KPN, en una operación valorada en 8.500 millones. Además, ha vendido la red de fibra en Hamburgo a Versatel y la filial Telefónica Germany Online Services, especializada en el segmento del almacenamiento de información.

A principios de este año, Telefónica llegó a un acuerdo para la venta de su negocio de banda ancha fija en Reino Unido a Sky, por cerca de 200 millones.

Una división que aporta el 3,24% de los ingresos

Telefónica Czech Republic aportó en el primer semestre del año el 3,24% de los ingresos del grupo. Así, la firma registró un volumen de negocio entre enero y junio de 930 millones de euros, un 5,2% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior (de no incluirse las tarifas de interconexión, el descenso habría sido del 1,4%. De igual forma, Telefónica Czech Republic aportó el 3,77% del beneficio antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) del grupo. Al cierre del primer semestre, Telefónica Czech Republic contaba con 9,3 millones de clientes, incluidos 1,4 millones en Eslovaquia. Suponen algo menos del 3% del total del grupo Telefónica.

La compañía fue adquirida por Telefónica en 2005, dentro del proceso de privatización de la antigua Cesky Telecom, si bien la teleco española adquirió un porcentaje superior posteriormente a través de una opa.

Las acciones de Telefónica Czech Republic cayeron ayer un 0,32% hasta 312 coronas. Desde principios de año, los títulos se dejan un leve 0,26%. No obstante, desde que empezaron los rumores sobre la posible venta a finales de septiembre, los títulos se han revalorizado un 18%.

Normas