La deuda a 10 años cae del 4%, niveles de octubre de 2010
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, y Angela Merke, canciller alemana.
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, y Angela Merke, canciller alemana.

Deutsche: España es la nueva Alemania... El bono se mueve como el ‘bund’

La rentabilidad de los bonos alemán y español se mueve en la misma dirección. Antes, cuando los inversores compraban Alemania vendían España, y viceversa. La rentabilidad de la deuda española a 10 años ha caído hoy del 4%.

Deutsche Bank sorprendió a propios y extraños hace dos semanas con un informe que introducía la idea de que España se está convirtiendo en Alemania… Lo cierto es que, al menos por el momento, las diferencias entre ambos países son extremas: la tasa de paro (cerca del 26% frente a poco más del 5%) y el crecimiento (el PIB germano avanza un 0,5% en términos interanuales y el español cae un 1,2%), entre muchas, muchísimas, otras cuestiones.

Pero en el mercado de deuda, y después de que en el verano de 2012 el bono español a 10 años alcanzara una rentabilidad de más del 7%, ocurre en los últimos días un fenómeno insólito: los inversores compran deuda germana… Y también española.

"Se está viendo una compra de deuda a nivel global, no solo en España. La novedad es que ahora el bono español se mueve en la misma dirección que el alemán, cuando este último ha sido el refugio en los últimos tiempos", señala Javier Ferrer, jefe de la mesa de deuda de Ahorro Corporación.

La rentabilidad del bono español a 10 años ha caído esta mañana del 4%,niveles de octubre de 2010. Al final ha concluido en el 4,04%, y la prima de riesgo respecto a su homólogo alemán, en los 237 puntos básicos.

El bund alemán a una década está en niveles relativamente bajos, el 1,67%, cerca de su mínimo histórico del 1,17% que marcó el pasado mes de febrero. Eso sí, Javier Ferrer considera que esta rentabilidad es insostenible a largo plazo, lo más probable es que tienda a subir, a su juicio.

La rentabilidad de la deuda a corto plazo de ambos países también ha caído, y la prima de riesgo es inferior que en el caso de la deuda a plazos más largos. Así, el diferencial del bono a dos años está en los 213 puntos básicos y el del cinco años, en los 140. La menor diferencia en la deuda a dos años se explica porque a ese plazo está bajo la protección del nonato (existe pero nadie lo ha solicitado) programa de compra de deuda del BCE, el OMT por sus siglas en inglés.

De aquí a fin de año, está por ver cómo influye en la deuda española la presión de los los exámenes que realizará el Banco Central Europeo (BCE). Las entidades financieras temen que el BCE penalice su cartera de deuda. Joaquín Gonzalez-Llamazares, responsable de fondos y pensiones de renta fija de Deutsche Asset & Wealth Management, advierte que los test pueden influir en la deuda y señala que será a partir del próximo año cuando puede haber noticias que determinen la evolución de la deuda soberana española.

Si las grandes agencias –Standard & Poor's, Moody's y Fitch– mejoran la perspectiva de la deuda española desde negativa a estable, el impacto será muy positivo. "Habrá que estar pendiente de si se logra el objetivo de déficit sobre el PIB del 6,5%", advierte Joaquín Gonzalez-Llamazares.

Normas
Entra en El País para participar