Informe sobre perspectivas económicas
Trabajadores de la factoría de Ford en Almussafes (Valencia).
Trabajadores de la factoría de Ford en Almussafes (Valencia).

Deutsche Bank asegura que España se está transformando en Alemania

El servicio de estudios de Deutsche Bank acaba de publicar un informe sobre perspectivas económicas (Swapping growth models in Europe) en el que aprecia un intercambio de modelo de crecimiento entre los principales países europeos.

Así, según Deutsche Bank Research, Alemania se está afrancesando, en el sentido de que el gasto de los consumidores está desempeñando un papel cada vez más relevante en la dinámica del crecimiento y el ajuste de los costes laborales unitarios se ha detenido.

A su vez, España se está germanizando, transformándose -por necesidad y con bastante éxito- en un modelo de crecimiento pobre centrado en la restauración de la competitividad y la rentabilidad de las empresas, con la disminución de los costes laborales unitarios y un mayor papel de las exportaciones en la dinámica de crecimiento.

Por su parte, Francia se está españolizando, en respuesta a la política monetaria del BCE, mediante la acumulación de más deuda corporativa para compensar el deterioro de la rentabilidad de las empresas. Solo en Italia los expertos de Deutsche Bank Research no ven posible detectar un cambio claro en el régimen de crecimiento previo a la recesión.

¿Se está convirtiendo España en Alemania?, se preguntan los analistas de Deutsche. Y exponen que en el periodo previo ala Gran Recesión de 2008, España era lo contrario del modelo pobre de Alemania, ya que la etapa de tipos de interés reales negativas crearon las condiciones adecuadas para un modelo de crecimiento expansivo, acumulando grandes cantidades de capital y mano de obra en los sectores menos productivos de la economía (construcción) sin aumentar el potencial de crecimiento del país. Esto dio como resultado un estancamiento de la productividad agregada de la mano de obra a partir de finales de los años noventa, con una brecha significativa en relación con Francia y Alemania.

Sin embargo, la puesta al día de la productividad observada desde 2008 es impresionante, manifiesta el informe, cerrando en solo cuatro años la brecha acumulada respecto a Alemania y Francia entre 1998 y 2008. Esto ha sido debido simplemente a alguna reasignación en otros sectores tras el colapso de la construcción. En realidad, concluyen, la productividad se ha acelerado de manera significativa en todos los sectores de la economía española.

Normas