El mercado, a la espera de datos macro y resultados empresariales
El principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, sobre los 10.000 puntos.
El principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, sobre los 10.000 puntos. EFE

¿Hasta dónde subirá el Ibex?

Con permiso de correcciones puntuales, que según los analistas incluso serían "sanas" tras el imparable rally alcista de la Bolsa española, el Ibex 35 ha conquistado los 10.000 puntos no solo para conservarlos en los próximos meses sino para superarlos holgadamente.

Pablo González, de Abaco Capital, sostiene que el selectivo madrileño tiene potencial como para situarse sin problemas por encima de los 10.000 puntos. Ve al Ibex en una horquilla entre los 9.700 y los 10.700 enteros a corto-medio plazo, dado que “hay muchos flujos entrando, hay liquidez y buenas perspectivas sobre la recuperación económica”.

Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, confirma que “hay un cambio de percepción hacia España que efectivamente atrae a la inversión y no solo se nota en Bolsa, sino también en la deuda pública y corporativa”. En este contexto, “seguimos siendo positivos para la renta variable en el medio plazo, si bien creemos que sería sano asistir a cierta corrección, que en todo caso sería limitada en tiempo y cuantía, pero que permita a los mercados coger algo de aire dando una oportunidad para incrementar posiciones”, dice.

Sin embargo, Aguirre considera que para que el Ibex consolide los niveles actuales y consiga avances adicionales y sostenidos por encima del 10.000, “es necesario un nuevo motor de impulso para las Bolsas”. Esto es, en su opinión, que las expectativas de recuperación económica y de buenos resultados empresariales “se materialicen y se trasladen a la economía real”.

Precisamente, los datos económicos y empresariales centrarán la atención de los mercados durante los próximos días. Se darán a conocer las cifras económicas de Estados Unidos que quedaron pendientes como consecuencia del cierre parcial de la Administración estadounidense. “Los inversores analizarán en profundidad estas cifras para comprobar si la crisis política de EE UU ha pasado factura o no a la economía de este país”, apuntan desde Link Securities.

Todo ello influirá en el ánimo de los inversores y también en la estrategia que seguirá la Reserva Federal (Fed) en cuanto a la retirada de los estímulos monetarios, clave para el devenir de los mercados a uno y otro lado del Atlántico. Tras la tormenta política estadounidense, la mayoría de analistas piensa que el ‘tapering’ se va a retrasar incluso hasta principios de 2014.

Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, cree que el 10.000 “no va a ser un nivel fácil de pasar y llevará varias sesiones consolidar esta cota”. Con todo, está convencido de que el Ibex 35 “se va a comportar como uno de los mejores índices de Europa de aquí a finales de año, salvo alguna corrección técnica que puede llevar al selectivo momentáneamente por debajo de los 10.000 puntos”.

En opinión de Pingarrón, son muchos los factores que han llevado al Ibex 35 a marcar máximo tras máximo sin apenas titubear y a acumular una revalorización anual del más del 22%, que la coloca a la cabeza de las plazas europeas. “La Bolsa española ha sido una de las más castigadas, situándose muy lejos de los niveles relativos marcados por el resto de las plazas europeas, por lo que ahora tiene un potencial muy claro”. Pingarrón apunta también que el buen comportamiento de los ‘blue chips’, como Telefónica, Inditex, Santander o BBVA “están apoyando la subida del mercado”.

Por ello, los operadores no pierden de vista los resultados empresariales, que cobran intensidad en Estados Unidos y arrancan en España con Enagás el martes. Le seguirán Iberdrola, Bankinter, Banco Sabadell, Banco Santander, Caixabank y BBVA.

“Lo más probable es que el Ibex se mantenga en torno al nivel actual psicológico de 10.000 estos primeros días de la semana”, comenta Miguel Ángel Paz, de Unicorp Patrimonio. A su juicio, será al cierre de la semana, cuando los bancos den a conocer sus cuentas, “cuando tomemos inercia alcista o bajista”. “Si se cumplen nuestras expectativas, y la banca española supera previsión es de los analistas, podremos consolidarnos por encima de los 10.000 puntos y dirigirnos a la siguiente resistencia de 10.400”, afirma.

Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco, asegura que "lo normal es que los mercados sigan subiendo este año y el año que viene, y el Ibex no va a ser una excpeción". Prevé que los 10.000 se consoliden en noviembre o diciembre pero, dado que "las valoraciones actuales empiezan a estar ajustadas y el mercado español ha destacado en Europa en los últimos dos meses, el Ibex dejará de ser tan superior y se irá igualando al resto de plazas europeas".

Normas