El patrimonio se recupera pero está lejos aún de sus máximos
'Hedge funds’, las estrellas que no llegan a brillar

'Hedge funds’, las estrellas que no llegan a brillar

Madoff y el conservadurismo inversor frenan su desarrollo

Llegaron como un soplo de aire fresco para la industria española de fondos de inversión. Un tipo de producto que iba a permitir a ciertos gestores dar rienda suelta por fin a su creatividad, atrevimiento o visión a contracorriente de los mercados.

Para ello el regulador creó unos hedge funds específicos, los que la Circular 1/2006 de la CNMV llamó instituciones de inversión colectiva de inversión libre, más conocidos simplemente como fondos de inversión libre o FIL. Su característica principal es que disfrutan de límites de inversión mucho más holgados. Por ejemplo, pueden invertir en cualquier activo, tienen requisitos menos estrictos en cuanto a información pública, las exigencias de cálculo del valor liquidativo de la inversión también son menores y la capacidad permitida de apalancamiento es muy superior a los fondos convencionales. El capital mínimo es de 50.000 euros. Además, aparecieron los fondos de fondos de inversión libre.


Pero lo que llegó a nuestro país lleno de expectativas de éxito, pronto comprobó cómo España no iba a ser jauja. En agosto de 2008 la industria gestionaba en nuestro país 2.070 millones de euros en este tipo de activos. Un año después, hasta los 1.235 millones, un 40% menos. Si hablamos solo de fondos de FIL, los 1.440 millones de agosto de 2008 han pasado a representar en mayo de 2013 (último dato que ofrece la CNMV) 529 millones, un 74% menos.

33 fondos de inversión libre conforman la oferta, según la CNMV. Si hablamos de fondos de fondos ‘hedge’, hay que añadir 22 más.


En el caso de los FIL la curva ha sido la contraria y en mayo de este año, con 995 millones, están en máximos históricos.La explicación está, según José Luis Ezcurra, director general para España y Latinoamérica de Vontobel, “en que el FIL lo que te ofrece es más flexibilidad, pero eso no significa que lo vayas a gestionar como un hedge fund. Han crecido por el vehículo, no porque haya interés real en la gestión alternativa”, opina.

995 millones de euros es el patrimonio de los FIL en España, una cifra en máximos históricos.


En cualquier caso, en los últimos meses media docena de productos han desaparecido o se han reconvertido en fondos convencionales. Eso ha ocurrido en vehículos de Altex Partners, Tressis Gestión o BBVA AM y hace no mucho con otros de BNP Paribas o Santander. A las decisiones de desinversión de grandes entidades se ha sumado en los últimos días InverCaixa Gestión que deja de ofrecer FIL al convertir el Foncaixa Ideas en uno tradicional.

14,16% es la rentabilidad media acumulada hasta septiembre por los FIL españoles, según Inverco.


Así, según datos de la CNMV a mayo, en un año se han perdido tres de esos fondos y cuatro fondos de FIL, hasta dejar la oferta en 33 y 22, respectivamente. Sus rentabilidades son atractivas. Los FIL acumulan una rentabilidad media en 2013 del 14,16%, mientras que los fondos de FIL, el 6,16%

En agosto de 2008 la inversión libre gestionaba 2.070 millones de euros. Un año después, 1.235 millones, un 40% menos


La gestora que más patrimonio atesora en este tipo de activos es Bestinver, gracias a un solo producto: su Bestinver Hedge Value Fund que tiene un patrimonio que no ha dejado de crecer desde que se creó en septiembre de 2007. Seis años después, gestiona casi 250 millones de euros, según Inverco. “Se trata de un long-only (comprar para mantener hasta que haya ganancia) como el resto de los fondos de Bestinver, pero no tiene las limitaciones de diversificación de los instrumentos al uso: se trata de concentrar las mejores ideas en un fondo con una cartera mucho más reducida y en la que puedas llevarte posiciones hasta el 20%”, explica Álvaro Torres Livianos, del área de relación con inversores.

 
La siguiente gestora en cuanto a patrimonio es March Gestión con 99 millones a finales de septiembre, según datos de Inverco, después de cerrar 2012 con un patrimonio de 235 millones de euros. Las razones de este descenso son, según José Luis Jiménez, director general de la gestora, que “hemos utilizado este tipo de fondos de manera oportunista ante la falta de certidumbre en el sistema financiero” y pasa a explicar también que ya no existen las oportunidades de hace meses con la renta fija a un año al 5% o depósitos al 4%.


En su opinión, los FIL tienen un futuro bastante reducido en un mercado como el nuestro que ha sufrido mucho el desconocimiento general del sistema financiero y, además, “al español le sigue gustando el producto conservador, el fondo monetario, transparente y líquido. Y no está acostumbrado a que le hagas firmar una carta en la que dice que es un inversor cualificado”. Está convencido de que son buenos productos “y pueden tener su hueco, pero no son para la mayoría de inversores”.


Valórica, la gestora que compró a finales de 2010 Tressis y que por entonces contaba con dos hedge funds y tres fondos de inversión libre, está hoy en plena operación de cirugía estética. En julio, el Adriza Global pasó de FIL a tradicional y según confirma Jacobo Blanquer, consejero delegado de Tressis Gestión, tanto el Adriza Macro como el Alfa harán lo mismo en poco tiempo.

En marzo, él mismo afirmaba en una entrevista en CincoDías que “la gestión activa significa dormir tranquilo en vez de tener un año de sufrimientos”. Sin embargo, pese a que ofrecían liquidez diaria en sus FIL, “aun así es complicado tener hoy 50.000 euros”. Si esa limitación económica ya entorpecía la entrada de clientes no institucionales, ahora se hará aún más difícil, según pronostica, cuando entre en vigor la normativa impulsada por el ESMA para que los FIL dejen de ser aptos para la inversión de Sicav. Pese a todo, Blanquer está satisfecho con la transformación ya que “está entrando más dinero que antes. En España es más fácil comercializar un formato convencional que un FIL”. Blanquer, primer profesional autorizado por la CNMV para la gestión de sociedades de inversión libre, cree que el producto es muy bueno pero que en España no se ha desarrollado por la falta de apoyo por parte de las grandes bancos.

Para Fernando Luque, editor de Morningstar en España, “tampoco ha ayudado el propio desarrollo de la normativa de los fondos Ucits, que les ha restado atractivo. Si puedo tener valoración diaria, ¿por que voy a conformarme con una mensual?”, se pregunta en referencia a la periodicidad con la que suelen dar datos de estos productos. Y menciona el nombre que está en la cabeza de todos los expertos: Madoff. El escándalo hizo que muchos inversores “desconfiaran y pensaran a ver si estos me la quieren colar”, resume Luque. Y es que, según recuerdan fuentes del sector, muchos clientes se vieron atrapados en estas inversiones después de que “grandes entidades como BBVA o Santander te las metieran por los ojos”.

Pero no todas las gestoras están retirándose del negocio. N+1 AM, por ejemplo, ha lanzado un nuevo producto. Y Banco Sabadell también se ha atrevido con el Sabadell España 5 Valores, un fondo que se suma al fondo de FIL que ya tenían. Además, recientemente ha aparecido una nueva sociedad de inversión libre: Barrio Norte Inversiones. Creada para atender los intereses de un grupo específico de inversores, conocedores de estos productos complejos que buscan flexibilizar sus posiciones gracias, sobre todo, a la utilización de derivados que les permiten mayor apalancamiento, explican desde Renta 4, la gestora que lo ha constituido.

Sueldos estratosféricos bajo la lupa

Los ‘hedge funds’ despiertan en el mundo de las finanzas desconfianza y admiración a partes iguales. Por un lado, todos tienen en mente las pifias especulativas y descalabros que han provocado en los últimos años. Sin embargo, para un gestor ambicioso económicamente no hay mejor meta en su carrera profesional que convertirse en gestor de uno de esos fondos.
No es extraño, los 25 gestores de hedge funds mejor pagados del mundo se embolsaron en 2012 más de 10.000 millones de euros, según la publicación especializada Business Insider. Y eso que desde 2008 la cifra no hace más que bajar.


Aun así, para muchos puede resultar avergonzante y, de hecho, el supervisor de los mercados europeos ha publicado unas estrictas directrices sobre políticas de remuneración. Entre ellas están, por ejemplo, que “para limitar la asunción excesiva del riesgo, la remuneración variable debe estar vinculada a los resultados y ajustarse por el riesgo”, se explica en el documento. Es más, el bonus podrá quedar notablemente disminuido en casos en que el fondo obtenga resultados “mediocres o negativos”.


Además, una parte de la remuneración variable deberá ser aplazada con el objetivo de comprobar que no hay sorpresas futuras.

Normas
Entra en El País para participar