Breakingviews

Silicon Valley cubre la falta de datos

Silicon Valley irrumpe en el vacío de datos en Washington. El nuevo proyecto Premise proporciona a Estados Unidos un calibrador de inflación que ayuda a cubrir el hueco que causado el cierre administrativo. La compañía usa tecnología para recopilar precios de forma más frecuente que los datos oficiales de precios al consumo. Una vez hayan conocido Big data, es posible que los economistas no quieran volver al sistema habitual.

En circunstancias normales, comerciantes e inversores prestarían atención al Boletín de precios al consumo (CPI) de septiembre. Pero lo que ocurre es que la oficina de estadística de EE UU está parada mientras el Congreso y el presidente Obama debaten sobre el presupuesto. De esta forma, quienes están pendientes de los precios verán que Premise anuncia una subida del 0,2% en el coste de alimentos básicos en septiembre –que continuará en octubre–.

El índice de precios CPI tiene más alcance pero Premise proporciona información más actualizada. La oficina de estadística provee empleados a comercios y otros establecimientos todos los meses. Premise usa ordenadores para hacer un seguimiento al minuto de los precios online y combina la información con miles de fotos diarias que les entregan usuarios de smartphones pagados para ello. Si nos centramos en alimentación, el índice de Premise abarca 240.000 productos frente a los 5.000 del CPI.

La naturaleza a tiempo real de los datos que proporciona Premise –sin mencionar que compara precios en 29 ciudades de todo el mundo– hacen a esta aplicación diferente. En junio, por ejemplo, Premise afirma haberse dado cuenta de una notable subida en el precio de las cebollas –un básico imprescindible en la dieta de los hindúes– en las calles de Bombay y Chennai. Cuando los legisladores se dieron cuenta y tomaron medidas al respecto unas semanas más tarde, la inflación en los precios de los alimentos se había disparado y la rupia estaba debilitada. La compañía cree que la multitud de fotos tomadas en tiendas de todo el mundo pueden resultar valiosas si se llegaran a producir deficiencias en el abastecimiento de ciertos productos cuando las estanterías estuvieran medio vacías.

Normas