Pretende evitar que compensen lo que les adeuda con la recaudación diaria
 Fabrica  de Panrico  en Santa Perpétua de la Mogoda (Barcelona).
Fabrica de Panrico en Santa Perpétua de la Mogoda (Barcelona). EL PAÍS

Panrico pide a sus repartidores que no se queden con el dinero de los Donuts

El acuerdo firmado el jueves entre Panrico y los representantes sindicales de la plantilla tiene un importantísimo párrafo con el que la compañía fabricante de Donuts y Bollycao pretende evitar que sus propios empleados  cortocircuiten la entrada de liquidez.

Debido a que su enorme red de distribución está formada por trabajadores autónomos que además de repartidores actúan como cajeros —cobran el producto que colocan en tiendas, supermercados, cafeterías, etc—, la empresa puede encontrarse que ante una escalada de la presión sindical sean los propios trabajadores los que demoren los pagos a la empresa, reteniendolos en sus bolsillos. Es decir son los autónomos los que tienen en sus manos de alguna forma, que el dinero de la venta fluya hacia los cuentas de la empresa y ésta pueda operar.

Por ello el último punto, el cuarto, firmado por el fabricante de Donuts con los representantes de sus trabajadores autónomos, establece "con carácter informativo" que "cualquier compensación de las deudas contraídas por la empresa con sus autónomos en concepto de retribución y suplidos (gasolina, iva, etc), con las liquidaciones y cuantías percibidas por los clientes de Panrico, que dichos autónomos tienen obligación de recaudar e ingresar diariamente en las cuentas de la empresa, conllevaría no solo un palmario incumplimiento del acuerdo y por extensión de las obligaciones inherentes al contrato de prestación de servicio/transporte suscrito entre la empresa y sus autónomos"

Además asegura que la empresa se reserva acciones penales en el caso de que los autónomos no ingresen en el dinero de la venta y procederá de inmediato a rescindir el contrato reservándose el derecho a interponer las acciones que legalmente correspondan".

Para evitar que suceda la empresa ha pactado con sus repartidores un calendario de pagos para abonar la factura de septiembre en cuatro plazos. El primero de ellos el próximo 16 de octubre de 280 euros por transportista. Al día siguiente abonará 470 euros y el día 23 otros 280 euros. Para finalizar el pago de la deuda el 30 de septiembre.

Normas
Entra en El País para participar