Esperan que la empresa pague hoy parte de las nóminas de septiembre
Fabrica  de PANRICO en Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona).
Fabrica de PANRICO en Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona). EL PAÍS

Los trabajadores de Donuts no se fían y convocan la huelga el día 13

La petición huelga no deja de ser un mecanismo burocrático pero imprescindible para hacer creíble ante la empresa que los representantes de los trabajadores de Panrico no se acaban de fiar en relación a la oferta de la empresa de comenzar hoy miércoles a abonar parte de las nóminas de la plantilla del mes de septiembre.

Según fuentes sindicales consultadas por Cinco Días, el registro de la convocatoria de huelga      —que ahora abre un periodo regulado en el que las partes se deberán someter a una intermediación colegiada e independiente, al objeto de explorar si es posible un acuerdo entre las partes— añade presión a la próxima reunión que la empresa fabricante de las marcas Donuts y Bollycao, celebrará con su plantilla el próximo jueves.

En esa reunión ya se verá si el dinero ingresado para cubrir la deuda de las nóminas es significativo y nos “permite convencernos definitivamente de las buenas intenciones de la empresa de encauzar y llevar a la mesa de dialogo lo que hasta ahora ha sido solo brutalidad”.

Sin embargo a la pregunta de que porcentaje de pago de nominas podría ser considerado “significativo”, los representantes sindicales prefieren conducirse con cierta prudencia y no dar detalles. “Necesitamos convencernos de que la dirección va en serio y para ello entendemos que la empresa tiene que hacer un esfuerzo; pagar parte de las nóminas y ofrecer un compromiso firme con plazos detallados que contenga el calendario de pagos con el que pretende ponerse al día en el pago de las nóminas. Si no vemos nada de eso, será muy difícil que retiremos la convocatoria de huelga”, explican.

La empresa ha girado ya a los trabajadores autónomos que trabajan en su red de distribución algo de liquidez al objeto de que ellos puedan atender los pagos de los costes diarios del reparto de los Donuts y los Bollycaos del día.

En este sentido las fuentes sindicales consultadas aseguran que el lunes la red de autónomos de Madrid paro en señal de protesta por el retraso en los cobros. “Esa es la razón, aseguraron, de que en Madrid estos día sea difícil encontrar un Donuts”.

Por su parte la empresa aseguró ayer que el registro de la convocatoria de huelga le parecía normal, dado que “los trabajadores tienen que ir con un arma eficaz de negociación a la mesa del jueves”.

En todo caso, los representantes sindicales aseguran “no entender esta obsesión por la caja”. “En Panrico hay un problema más gordo”, explican. “No hay proyecto de futuro que justifique de manera alguna los sacrificios que se nos van a pedir a la plantilla. No hemos visto nada de eso en la empresa. Solo hemos visto recorte de derechos y muy pocas explicaciones de cuando se van a restituir”. 

En este sentido los portavoces de Panrico aseguran que al mismo tiempo que esta negociando e intentando recuperar el pago de las nóminas se trabaja en el diseño de un plan industrial para ponerlo en marcha de forma inmediata.

Un pago lineal porque no hay para más

Ciento treinta euros o doscientos euros no son los mismo si se cobra mil al mes que si se cobran 2.000 euros. El argumento es de fuentes cercanas a la dirección de Panrico, que defienden que el pago será lineal para todos y que “sin duda generará descontento”. Y es lógico, pero el problema es que no hay más. Es la situación del momento”.

Por su parte, los trabajadores se quejan amargamente de que el problema de Panrico parece ahora que estaba en una flota más o menos grande de coches de lujo. “Habría que preguntarse cuanto cobra el consejo de administración actual, cuando cobra el consejero delegado, Carlos Gila y cuantos coches hay todavía a disposición de la dirección”.

Normas
Entra en El País para participar