Se potencia la inspección interna y los informes por escrito
Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

El Banco de España refuerza la supervisión de la banca

Bruselas había pedido una revisión del modelo de inspección español.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, anunció a comienzos de año que se disponía a reformar el mecanismo de supervisor del sector financiero español para evitar algunos de los errores del pasado. El rediseño del nuevo modelo ha terminado y listo para ser puesto en marcha.

La revisión del modelo fue encargada a una comisión internada, persidida por el consejero Ángel Luis López Roa, en respuesta a uno de los mandatos impuestos por Bruselas tras la aprobación del rescate a la banca española.

Sus conclusiones, convertidas en la circular interna de procedmietnos aplicados en la dirección general de supervisión, fue aprobada el pasado viernes por la Comisión Ejecutiva del Banco de España.

Los nuevos procedimientos serán de obligado cumplimiento en las actuaciones supervisoras que se realicen a partir de 2014 pero, según ha informado hoy el Banco de España, la dirección general de supervisión “los irá adoptando en lo que resta” de año “en la medida de lo posible”.

El modelo, en todo caso, deberá ser revisado con la entrada en vigor del Mecanismo único de Supervisión para la banca comunitaria en el que está trabajando el Banco Central Europeo.

Entre las principales novedades del nuevo modelo se encuentra el mayor peso de la “supervisión in situ”, así como la comunicación escrita de cada disfunción detectada, sea solventada o no por la entidad, para dejar constancia de la evolución y evitar la confusión de las advertencias orales de otros tiempos.

“El propósito es que de todas las actuaciones supervisoras resulten escritos de recomendaciones o requerimientos a las entidades, aún en el caso de que la entidad haya corregido las deficiencias detectadas por el equipo de inspección”, ha explicado el regulador.

Normas