Préstamos a 40 años, al euríbor más 2,29%
ING Direct se vuelca en el crédito con una campaña de hipotecas “preconcedidas”

ING Direct se vuelca en el crédito con una campaña de hipotecas “preconcedidas”

ING Direct pasa al ataque en la concesión de préstamos. El banco naranja está ofreciendo a sus clientes hipotecas “preconcedidas”, para primera y segunda residencia, que cuentan con un periodo de amortización de hasta 40 años, un tipo de interés de euríbor más 2,29%, y ninguna comisión.

ING Direct quiere aprovechar que la banca tradicional mantiene cerrado el grifo del crédito para ganar cuota de mercado en préstamos hipotecarios. El banco naranja ha lanzado una nueva estrategia de hipotecas “preconcedidas” para sus 2,8 millones de clientes con la que quiere reforzar su negocio de concesión de créditos, que hasta ahora ha ocupado un lugar muy secundario en la estrategia de la filial española del grupo holandés ING.

La nueva Hipoteca Naranja preconcedida ofrece préstamos de más de 200.000 euros para la compra de vivienda, con un plazo de amortización de hasta 40 años y un tipo de interés del euríbor más 2,29% (siempre que el cliente contrate con el banco un seguro de vida, por 30 euros al mes, y un seguro de hogar, con una prima de 160 euros al año).

Lo más singular del producto es que los clientes seleccionados por el banco reciben una oferta ajustada a su capacidad económica, con condiciones vinculantes.

“Con la Hipoteca Naranja Preconcedida hemos logrado simplificar la vida a nuestros clientes, eliminando la complejidad del proceso, evitándoles el papeleo y reduciendo los plazos de firma”, explican desde la entidad.

En el caso de que la vivienda que el cliente va a adquirir se trate de su residencia habitual, ING Direct ofrece financiación hasta el 80% del valor de tasación del inmueble, mientras que en el caso de segundas residencias este ratio baja hasta el 75%.

ING también está promocionando este producto para aquellos clientes que ya tienen una hipoteca con otro banco y que quieran subrogarse con una Hipoteca Naranja.

Este crédito no conlleva ningún tipo de gasto adicional: ni comisión de apertura, ni de cancelación total o parcial, ni de subrogación. Estas hipotecas no tienen cláusula suelo.

Simplificar los trámites

“Gracias al conocimiento previo que tenemos del cliente y de su comportamiento financiero, les informamos de que tienen una Hipoteca Naranja preconcedida y el importe máximo que les ofrecemos”, explican desde la entidad. “En caso de que el importe y el plazo se ajusten a sus necesidades, el cliente puede solicitar su hipoteca sin enviar ningún tipo de documentación, lo que simplificando al máximo los trámites”.

Aunque ING Direct empezó a comercializar sus hipotecas hace más de 10 años, este siempre ha sido un producto complementario para el banco naranja, que ha priorizado siempre los depósitos y las cuentas corrientes. Al 30 de junio de 2013, la entidad contaba con una cartera hipotecaria de 9.372 millones de euros. Su saldo de préstamos personales es de 642 millones de euros.

El pinchazo de la burbuja inmobiliaria y los problemas de la banca española han provocado un desplome sin precedentes en la concesión de créditos hipotecarios. Actualmente, la única política comercial activa que están manteniendo las entidades financieras está focalizada en los pisos que los bancos se han quedado en balance (por impagos de particulares y promotoras), así como para financiar los inmuebles que las entidades nacionalizadas han transferido a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb).

Normas