PNV yPP mantienen negociaciones "muy avanzadas" sobre las enmiendas al proyecto de ley
Sede de Cecabank en Madrid
Sede de Cecabank en Madrid

La troika decidirá sobre la compatibilidad de cargos en las cajas y fundaciones

Kutxabank es la entidad a la que más le beneficia que el fondo de reserva dependa del banco

El PNV presentó el viernes en el Congreso de los Diputados sus enmiendas al proyecto de Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias. Ha sido el primer grupo político en dar a conocer las modificaciones que considera necesarias introducir en esta futura ley. Las prisas, según apuntan fuentes del propio partido, eran lógicas. Lleva tiempo negociando con el PP y con el propio Gobierno el texto de sus cuatro enmiendas, pero tienen que pasar por el filtro de la troika.

Todas las fuentes consultadas señalan que las negociaciones con el PP“se encuentran muy avanzadas”, aunque todavía no hay un pacto. Estos textos es posible que sean también defendidos por CiU e incluso por el PSOE, ya que el objetivo de Economía es que la futura ley se apruebe en el Congreso con el respaldo de todos los principales grupos políticos.

Pero antes de que suceda esto, las propuestas del PNV deben contar con el visto bueno de la troika –FMI, Comisión Europea y BCE–, cuyos representantes visitan desde ayer España por cuarta vez. Si la opinión de la troika es positiva será entonces cuando el PP y el resto de los partidos podrían cerrar un pacto apoyando estas enmiendas, explican fuentes de las negociaciones.


El principal escollo, y que debe contar con la aprobación de Bruselas, es el relativo a que consejeros de las antiguas cajas ahora convertidas en bancos puedan sentarse en las fundaciones, que a su vez son las dueñas de la entidad financiera. El memorándum de entendimiento (MoU por sus siglas en inglés) impuesto por Bruselas para conceder ayudas a la banca española por 100.000 millones de euros, de los que se han utilizado 40.00 millones, fijaba una clara incompatibilidad de cargos entre el banco y la fundación con lo que quería evitar su politización. Economía aceptó esta exigencia e incluso, explicó en varias ocasiones que el PP no iba a incluir ni apoyar enmiendas en este sentido.


La enmienda del PNV señala “la condición de patrono será incompatible con el desempeño de cargos equivalentes” en el banco de la que la fundación sea accionista, “salvo que dichos cargos equivalentes se ejercieran en representación de la fundación bancaria accionista”. Es decir, el presidente o representante de Caixabank, de Unicaja, Kutxabank, Ibercaja y Liberbank podrían sentarse en la fundación como consejero dominical.

Fuentes de CiU, otro de los partidos interesados en que se elimine la incompatibilidad, aseguran que será el último día para presentar enmiendas, a finales de este mes, cuando comunicarán las suyas.


Otra de las enmiendas del PNV en la que sí hay consenso entre los partidos al ser menos polémica para ser aceptada por la CE es la relativa al fondo de reserva. PNV, como todas las antiguas cajas, reclama que este fondo se sitúe en el banco para capitalizar la entidad y no en la fundación como fija el proyecto de ley. “Es la principal preocupación de las entidades”, explican fuentes del sector y corrobora Kutxabank.


La entidad vasca, de hecho, sería la más beneficiada por esta modificación, ya que la fundación, que se nutre de los dividendos del banco, controla el 100% de éste.

Normas
Entra en El País para participar