Las tecnológicas elevan un 62% la retribución y lideran el ranking sectorial del S&P 500
Logotipo del Nasdaq en su sede de Nueva York.
Logotipo del Nasdaq en su sede de Nueva York. Reuters

Apple, Microsoft y AT&T disputan a Exxon el trono mundial del dividendo

La subida del dividendo viene motivada por la fuerte generación de caja

Microsoft provocó la pasada semana una fuerte agitación entre sus accionistas al anunciar un plan de recompra de títulos por un importe de 40.000 millones de dólares (cerca de 30.000 millones de euros), junto con un incremento del dividendo del 22%. En este último caso, es el octavo aumento del dividendo desde el año 2004, una evolución que consolida al gigante del software entre las cinco primeras empresas del mundo que retribuyen a sus accionistas a través de esta vía directa.

Y es que, tras este último incremento, Microsoft destinará cerca de 9.400 millones de dólares al año al pago de dividendos.

En la actualidad, según los cálculos de FactSet, Exxon Mobil lidera el pago de dividendos en el S&P 500 con un desembolso anual de 10.569 millones de dólares. A muy poca distancia se sitúa Apple, que tras su decisión la pasada primavera de elevar las retribuciones a sus accionistas (apenas un año después de reimplantar el dividendo tras casi dos décadas de suspensión, coincidiendo con la época en la que el fallecido Steve Jobs fue consejero delegado), está dedicando a dividendos cerca de 10.283 millones. A su vez, AT&T destinó el último año cerca de 9.984 millones a esta retribución, por los 7.543 millones de General Electric. Chevron, Johnson & Johnson, Pfizer, Procter & Gamble y Wells Fargo completan el top-10.

Con respecto a la rentabilidad por dividendo, AT&T lidera el ranking de estas grandes corporaciones, con un 5,2%, por delante de Microsoft con el 3,4%, General Electric con el 3,1%, Exxon Mobil con el 2,8% y AT&T con el 2,7%.

En términos generales, las tecnológicas lideraron el incremento del dividendo en el segundo trimestre, según FactSet, con un avance del 62%. A continuación se situó el sector financiero, con una subida del 19,1%.

El incremento ha venido motivado, en gran medida, por el tirón de Apple, Cisco Systems y Microsoft. Ahora bien, los analistas de FactSet destacan que, de no incluirse estos gigantes, el sector tecnológico todavía podría presentar un incremento del dividendo del 15,8%. Y es que, según indican en su informe trimestral, el 85% de las tecnológicas que pagan dividendos y que forman parte del S&P 500 elevaron el payout interanual a ritmos de dobles dígitos.

Fuentes del mercado explican que la subida del dividendo en las empresas tecnológicas viene motivada por la fuerte generación de caja. Así, por ejemplo, Apple cerró el último trimestre con más de 146.000 millones de dólares entre tesorería, inversiones a corto plazo e inversiones a largo plazo. Microsoft, a su vez, concluyó el trimestre con una liquidez superior a 77.000 millones.

No obstante, otros expertos advierten también de que las compañías tecnológicas podrían estar devolviendo dinero a los accionistas en exceso porque no saben qué hacer con tantos fondos en la actualidad, y no tienen actividades en las que incrementar las inversiones. “Es posible que estén analizando qué direcciones puede tomar el mercado y mientras mejoran la retribución para mantener la fidelidad de los inversores”, indican.

De todas maneras, todavía hay grandes empresas tecnológicas que no pagan dividendos. Quizá el ejemplo más paradigmático es Google, que pese a tener más de 54.400 millones de dólares entre tesorería e inversiones a corto plazo, todavía mantiene su decisión de no retribuir directamente a sus accionistas.

En cualquier caso, los tiempos parecen estar cambiando. En la década de los noventa del siglo pasado, en el mercado se mantenía la idea de que no era positivo que las empresas tecnológicas pagaran dividendos porque debían destinar todos los recursos a crecer, bien a través de adquisiciones, bien de manera orgánica, y desarrollar nuevos productos y servicios. Ahora, parece que la mayoría de empresas del sector ha iniciado una carrera para elevar la retribución al accionista, tanto a través de dividendos como de planes de recompra de acciones.

 

Fuerte aumento de los pagos a los accionistas

Según las estimaciones de FactSet, las empresas del S&P 500 abonaron a sus accionistas un total de 82.600 millones de dólares (unos 61.033 millones de euros) en concepto de dividendos durante el segundo trimestre, un 15,7% más. Es la segunda mayor cifra de los últimos diez años.

Durante el ejercicio que va de julio de 2012 a julio de 2013, las compañías de este índice estadounidense destinaron a dividendos cerca de 329.000 millones de dólares, más del doble que hace una década. De hecho, el desembolso es un 37,6% superior a la media de los últimos diez años.

Asimismo, el ratio de payout en las empresas del S&P 500 ha subido durante los últimos seis trimestres alcanzando el 31,8% en el segundo trimestre de este año, según las estimaciones de FactSet. Es el mayor porcentaje desde mediados del año 2010.

Normas