Lufthansa, Air France o IAG han firmado pedidos millonarios
La flota aérea europea se renueva a golpe de supercontratos
REUTERS

La flota aérea europea se renueva a golpe de supercontratos

Con el pedido de Lufthansa de 14.000 millones, el mayor de su historia, Airbus y Boeing han recibido encargos por valor de más de 100.000 millones solo este año.

Los dos principales fabricantes de la aviación comercial, la europea Airbus y la estadounidense Boeing, están haciendo de este 2013 su agosto particular. Las aerolíneas europeas de referencia han comprometido la renovación de sus flotas de largo y corto recorrido en unos contratos que, sumando acuerdos fijos y provisionales, suman más de 100.000 millones de euros.

La principal aerolínea europea, la alemana Lufthansa, confirmaba ayer la mayor inversión de su historia y de la industria privada alemana: 59 aeronaves de largo recorrido con un valor total en catálogo de 14.000 millones de euros. De esas casi seis decenas, 34 corresponden al modelo 777-9Xs de Boeing, el más moderno del constructor en esta categoría, y 25 al Airbus A350-900s. Las primeras unidades llegarán a los hangares de la aerolínea en 2016, e irán renovando poco a poco a sus equivalentes más antiguos, los Boeing 747-400s y los Airbus A340-300s.

Según el consejero delegado de Lufthansa Cristoph Franz, que esta semana anunciaba su salida en mayo del año que viene para presidir la farmacéutica Roche, el acuerdo permitirá “conservar unos 13.000 empleos solo en Lufthansa, así como miles en nuestros socios y en proveedores”. Franz anunció que el precio final, como suele suceder en pedidos de gran tamaño, será inferior al calculado por el precio de catálogo.

No es el primer gran contrato que firma Lufthansa este año. En junio, con motivo del principal salón del sector, el de Le Bourget, confirmaba la compra de otros 100 aviones, en este caso de corto radio de la familia A320 de Airbus. Un contrato valorado en otros 8.000 millones de euros a precios de catálogo, por lo que la aerolínea alemana ha comprometido compras de más de 20.000 millones de euros en cuestión de meses.

Ajustes

Las reestructuraciones en algunas aerolíneas, como la propia Lufthansa, no minan su ánimo inversor en aeronaves más ligeras, con mayor autonomía y con menores consumos, que pese a los elevados precios de compra sí les generarán elevados ahorros de costes, de un 25% en el caso del combustible. El beneficio operativo de Lufthansa se hundió un 27%en el segundo trimestre, en medio de un plan de reestructuración que ya se ha saldado con más de 3.000 despidos y que contempla un beneficio operativo de 2.300 millones de euros en 2015, frente a los poco más de 500 del año pasado.

Air France, que el martes anunció que reducirá 2.800 empleos hasta 2015, reservó en Le Bourget 25 Airbus A350-900 por unos 5.000 millones. En agosto IAG, la sociedad que aglutina a British Airways (BA), Iberia y Vueling, realizaba un pedido firme de 62 Airbus A320 valorado en más de 4.000 millones, y firmaba opciones de compra por otras 158. Además, en abril aseguraba 18 A350 y otros 18 opcionales para BA. En junio, también en Le Bourget, Ryanair firmó su mayor contrato de compra:175 modelos 737-800 Next Generation de Boeing, valorados en 11.650 millones de euros, y su rival de bajo coste Easy Jet hacía lo propio con 135 aviones Airbus A320 y A320neo por unos 9.000 millones de euros.

Normas