¿Hay un chivato entre los expedientados?
Un hombre busca coche nuevo en el concesionario de Nissan. EFEArchivo
Un hombre busca coche nuevo en el concesionario de Nissan. EFE/Archivo EFE

Las claves de una sanción que podría ser histórica para el sector del automóvil

La apertura de expediente no significa la culpabilidad de los señalados

Estas investigaciones suelen iniciarse por un 'chivatazo' de dentro del sector

La patronal de los concesionarios, Faconauto, defiende la existencia de competencia en el sector

La Comisión Nacional de la Competencia ha puesto en el punto de mira a algunas de las principales compañías vendedoras de automóviles del sector.Más de un centenar de ellas han sido señaladas por una posible fijación de precios e intercambio de información sensible.

¿La apertura de expediente significa culpabilidad?

No. En sus procesos, la CNC siempre aclara que la apertura de una investigación, y como es el caso, la incoación de expedientes, "no prejuzga el resultado final de las actuaciones". Por ello, en los 18 meses de plazo que se abren desde hoy, la CNC puede no encontrar fundamento a sus acusaciones, o encontrarlo parcialmente. El número de empresas finalmente sancionadas podría ser mucho menor. O no. Todo dependerá de la información que analice la CNC y que las marcas proporcionen. El grado de colaboración de éstas puede resultar clave.

¿Por qué surge ahora la investigación?

La CNC informó en julio de que había inspeccionado las sedes de diversas empresas relacionadas con la distribución de automóviles. Sin especificar nombres, Competencia detallaba que recopiló información los días 4, 5 y 6 de junio y 23, 24 y 25 de julio. Dese el entorno del organismo se aclara que éste sigue con mucha atención determinados sectores, entre ellos el del automóvil. Pero para realizar la investigación definitiva, hace falta una chispa que encienda la mecha.

¿Hay un chivato entre los expedientados?

Expertos en derecho de la competencia consultado por Cinco Días aseguran que un expediente de este calado es imposible de articular sin contar con alguien que desde dentro haya denunciado las presuntas practicas ilegales a la CNC. Esta acción se contempla en el artículo 65 de la Ley de la Competencia, y la empresa denunciante puede llegar a quedar eximida de cualquier multa. Así ocurrió con una de las últimas sanciones impuestas por la CNC, también al sector de la automoción, aunque en este caso el de las alquialdoras: la empresa Sol Mar Alquiler de vehículos S. L. denunció ante Competencia posibles prácticas irregulares, como pactos para fijar precios. La CNC abrió expediente y acabó sancionando a 17 empresas con un total de 35 millones de euros. Sol Mar, que debía haber respondido con 792.000 euros de sanción, quedó eximida por destapar el cártel.

¿A cuánto puede llegar la sanción?

 Las supuestas prácticas irregulares que señala la CNC son consideradas "muy graves", y en el peor de los casos pueden castigarse con una multa equivalente al 10% del volumen de negocio de la empresa. En el caso, por ejemplo, de un concesionario de gran tamaño, la facturación anual puede superar los 200 millones de euros. Dado el número de empresas que pueden llegar a ser sancionadas y las grandes cifras de dinero que se mueven en el sector, la sanción podría batir cualquier récord.

¿Hay competencia real en el mercado del automóvil?

Eso lo decidirá la CNC, pero la patronal de los concesionarios, Faconauto, ha querido salir al paso afirmando que la competencia "está asegurada al existir una fuerte concurrencia entre marcas y entre los concesionarios de una misma marca, lo que garantiza los mejores precios". La patronal indica que el precio medio de los coches ha descendido un 9,3% desde  2007, y que la promoción media por vehículo ha batido récords, superando los 4.000 euros de media. Esa "batalla" de descuentos es, según su postura, la mejor prueba de que no hay pactos de precios.

 


Normas