Argumentan que agravaría la situación económica
El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn.
El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn. EFE

Gobierno, patronal y sindicatos rechazan la propuesta de la CE y del FMI de bajar los salarios

La CEOE mantendrá el pacto salarial fijado en el II Acuerdo para al empleo y la negociación colectiva para el periodo 2012-2014

Empleo dice que toda rebaja de sueldos debe ser pactada

El Ministerio de Empleo no contempla ninguna rebaja salarial que no sea pactada por los agentes sociales y se sigue remitiendo al pacto de moderación de rentas contenido en el II Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva de enero de 2012.

Fuentes del gabinete que dirige Fátima Báñez han asegurado a Europa Press que el Gobierno “se remite a ese acuerdo”. “Todo lo que tiene que ver con salarios tiene que ser dialogado y acordado por los agentes sociales”, han añadido.

Empleo ha adoptado esta posición después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendara el pasado viernes a España una rebaja de salarios del 10% para ganar competitividad, y de que este martes el vicepresidente económico de la UE, Olli Rehn, secundara esta idea en su blog.

El Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva 2012-2014 establece subidas salariales máximas del 0,60% para este año. Hasta junio, la subida salarial pactada en convenio se sitúa en el 0,65%, mientras que en las grandes empresas el sueldo medio bruto bajó un 1,3% en ese mes.

Por su parte, la CEOE mantendrá el pacto salarial fijado en el II Acuerdo para al empleo y la negociación colectiva (AENC) para el periodo 2012-2014 que incluye cláusulas de moderación salarial y más flexibilidad para modificar las jornadas y las condiciones de los trabajadores.

La CEOE ha reaccionado así tras las declaraciones del vicepresidente económico de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, quien ayer defendió los recortes salariales de hasta un 10 % propuestos para España por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y pidió a sindicatos y patronal un gran acuerdo para ello como fórmula para combatir el paro.

El acuerdo firmado entre patronal y sindicatos fija que los aumentos salariales negociados no excederán del 0,5 % en 2012 y del 0,6 % en 2013. Para 2014 establece que la subida de sueldos debe ajustarse al ritmo de la actividad económica, de tal manera que si el aumento del PIB a precios constantes es inferior en 2013 al 1 %, la subida salarial no excedería el 0,6 (se quedaría como en 2013).

Si por el contrario la subida del PIB se sitúa entre el 1 % y el 2 % el aumento de los salarios no excederá del 1 %.

En tanto, los sindicatos CCOO y UGT han rechazado hoy la propuesta de la Comisión Europea y del FMI de bajar los salarios porque agravaría la situación económica y empobrecería a los ciudadanos.

El director de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, ha expresado el “absoluto rechazo” de este sindicato a la propuesta porque considera que desde que empezó la crisis las políticas que se han llevado a cabo han ido “en la dirección de la devaluación interna”, por tanto, la depresión de las condiciones de trabajo y particularmente de las salariales.

“Eso no sólo se ha demostrado ineficaz para salir de la crisis sino que nos ha instalado en una prolongación de la misma”, ha subrayado Lezcano.

Además, cree que supone una dificultad añadida para las personas que ya tienen actualmente salarios de “subsistencia”. La medida es “de todo punto inaceptable”, tanto por su incapacidad para contribuir a la salida de la crisis, como por el sufrimiento que causa a las personas, ha señalado.

A su juicio, la política económica llevada a cabo para combatir la crisis ha sido ineficaz y ha subrayado que CCOO es partidario de estimular la actividad económica a y para ello se requiere que salarios de trabajadores en activo y de los pensionistas que “estimulen el consumo”.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, en un comunicado, ha dicho que la medida es “descabellada” porque rebajar aún más los salarios de los ciudadanos condenaría a España “a la miseria”.

Ha manifestado que las políticas “neoliberales” que se vienen “imponiendo” a España han fracasado y ha subrayado que el Gobierno española ha seguido “al dictado” de Europa la reforma laboral y ahora hay más de 600.000 ocupados menos de los que había antes de su aprobación.

Ferrer ha señalado que los salarios reales en España, una vez descontada la inflación, han caído 6,3 puntos desde 2010, algo que, subraya, no ha tenido “ningún efecto en el empleo” y por el contrario ha llevado a una caída del consumo y la inversión, además del sufrimiento a las familias.

El dirigente de UGT ha recordado, que los empresarios están incumpliendo lo que pactaron en el II acuerdo para el empleo y la negociación colectiva porque mientras sus beneficios suben un 2,2 % las rentas de los trabajadores han disminuido el 5,4 % en 2012.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha rechazado este miércoles “con toda firmeza” las propuestas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, de bajar un 10% los salarios en España para generar empleo. “Le pido a Olli Rehn que se olvide de sus recetas, porque han sido nefastas para España”, ha dicho Rubalcaba.

En una rueda de prensa en la localidad asturiana de Torazo, en el concejo de Cabranes, Rubalcaba ha explicado que los salarios en España “ya se han bajado mucho” gracias a la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy, que “ha puesto en manos de los empresarios las decisiones salariales de forma unilateral”.

Rubalcaba, que ha llegado a calificar de “veneno” las fórmulas de Rehn, ha afirmado que rebajar más los sueldos sería “un desastre para el consumo”. El líder socialista sostiene que es un “disparate económico” pedir a alguien que cobra 600 euros que se rebaje aún más el sueldo. Las “recetas” de Rehn, a su juicio, han sido hasta el momento “muy malas para España”.

Normas