Supondría corregir el avance del dato del PIB publicado hoy por el INE
Álvaro Nadal, director de la Oficina Económica de Moncloa
Álvaro Nadal, director de la Oficina Económica de Moncloa

Nadal sugiere que España podría haber abandonado ya técnicamente la recesión

El freno en el deterioro de la actividad se debe al efecto de las reformas estructurales

Augura una inflación moderada a final de año

El director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, Álvaro Nadal, ha sugerido hoy que el dato definitivo del PIB del segundo trimestre o una corrección posterior podrían indicar que España ha abandonado ya técnicamente la recesión, al haber registrado un leve crecimiento intertrimestral.

Esto supondría corregir el avance del dato del PIB conocido hoy (-0,1% en el segundo trimestre) en al menos una décima, lo que indicaría que la economía española ha dejado de contraerse.

Nadal, que intervino hoy en el curso Reformas para el crecimiento económico, la generación de empleo y el refuerzo de sostenibilidad del sistema de pensiones que se celebra en La Granda (Asturias), aseguró que en España el freno en el deterioro de la actividad se debe al efecto de las reformas estructurales puestas ya en marcha por el Gobierno.

“Lo importante es la tendencia, que hemos terminado de caer y que empieza un proceso de crecimiento que nadie niega”, ha subrayado este alto cargo del Ejecutivo.

En este sentido, ha agregado que para el año que viene las tasas de crecimiento son positivas, pero que ese cambio de tendencia podría haberse producido ya, incluso en el segundo trimestre, aunque aún no se refleje en los datos.

Nadal se ha mostrado optimista ante los cambios experimentados por la economía española, si bien también ha advertido de que aún queda un largo camino por recorrer y que para poder salir de la crisis más rápidamente, Europa debería contribuir con un mayor crecimiento de su economía que beneficiase a las exportaciones españolas.

Ha incidido en que este Gobierno ha hecho un “trabajo difícil para mejorar la competitividad”, que ya se ha conseguido, para mejorar la relación entre actividad económica y empleo, y para asentar el sector financiero.

“El trabajo se ha hecho poco a poco y aunque quedan cosas por hacer, las grandes reformas y las más decisivas ya están”, ha subrayado Nadal, antes de asegurar que aún está pendiente la reforma fiscal y que se está aún en medio de la de las administraciones públicas.

El director de la Oficina Económica del Presidente se ha referido también a los datos de inflación que se han conocido y que, en su opinión, “está siendo muy moderada pese a verse afectada aún por la subida del IVA del año pasado”.

Según Nadal, al final del año los que tengan un salario o una pensión van a ver que los precios están acordes con sus rentas y que la inflación va a ser moderada.

Nadal ha destacado también la importancia que tiene para la economía española que por primera vez en su historia haya sido capaz de generar empleo con una tasa de crecimiento muy escasa o negativa.

En su opinión, eso demuestra que las bases están bien puestas y que se pueden ir solucionando los problemas de empleo.

Nadal se ha referido también a la importancia que tiene la reforma energética por haber evitado una subida del 40% en el recibo de la luz y haber favorecido a muchas empresas que tienen la necesidad de producir a costes y precios razonables.

En su conferencia, ha incidido en que en España se están viendo sorpresas positivas todos los días entre empresas que nunca habían exportado y que ahora lo están haciendo enormemente porque la gente busca que sus negocios prosperen.

Ha subrayado que las exportaciones van a conseguir pagar la deuda, que la cuenta corriente ya está en superávit y que la economía española ha vuelto a ser competitiva y que, incluso lo es más que cuando España entró en el euro.

Según Nadal, en la actualidad hay un hay 20% más de empresas exportadoras de las que había hace dos años, y unas ventas que cada vez se dirigen más a mercados de fuera de Europa, como Estados Unidos o Asia.

No obstante, ha señalado que la UE sigue siendo aún la gran destinataria de las exportaciones españolas y que mientras no haya un periodo fuerte de crecimiento de la economía europea no se acelerará la salida de la crisis en España.

“Necesitamos crecimiento en Europa y capital para invertir, que son los dos elementos que están restringiendo nuestro crecimiento”, ha afirmado Nadal, para quien este Gobierno ha desatado una actividad frenética que ha tenido una respuesta extraordinaria de la economía española.

Así, ha señalado que en año y medio España ha pasado de ser un país que casi seguro se iba a rescatar a discutir el empleo que se ha creado pese a la contracción de su economía.

 

Normas
Entra en El País para participar