La inflación se modera tres décimas hasta el 1,8% por el efecto del copago sanitario
El ministro de Economía, Luis de Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos

El Gobierno pronostica la inflexión de la economía tras la caída del 0,1% del PIB

El Ejecutivo insiste en que España podría estar ante el último trimestre de la recesión

El bueno comportamiento de las exportaciones compensó la débil demanda interna

La publicación del avance de la contabilidad nacional correspondiente al segundo trimestre por parte del INE sirvió hoy de argumento para que, de nuevo, destacados representantes del Ejecutivo reconocieran que cada vez hay más datos que corroboran la tesis de que lo peor de la recesión ha pasado ya.

El Instituto Nacional de Estadística difundió que la economía española moderó su contracción de abril a junio al pasar de una caída intertrimestral del -0,5% en los tres primeros meses del año a un suave descenso del 0,1%. De igual manera, en términos anuales, la caídad de la actividad pasó de tasas del 2% a un 1,7%. El dato trimestral elaborado por el INE coincide con la estimación adelantada la semana pasada por el Banco de España. Sin embargo, en tasa anual, Estadística mejoró incluso en una décima el cómputo efectuado por el supervisor, quien cifró que la caída del PIB anual fue del 1,8%, en lugar del 1,7% avanzado esta mañana.

Tan notorio parece el freno experimentado por el deterioro de la economía española en el segundo trimestre, que el director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, Álvaro Nadal, sugirió desde Asturias que el dato definitivo del PIB del segundo trimestre, que no se conocerá hasta el próximo 29 de agosto, o una corrección posterior podrían indicar que España ha abandonado ya técnicamente la recesión, al haber registrado un leve crecimiento intertrimestral. Estos “datos esperanzadores”, tal y como le gusta definirlos al Ejecutivo, se deben a una aportación negativa de la demanda nacional que fue compensada parcialmente por el buen comportamiento de la demanda externa, según explicó en una nota el INE.

Precios moderados

Con esta caída intertrimestral la economía española encadena ocho trimestres consecutivos de recesión. En términos anuales, son siete los trimestres con el PIB registrando tasas negativas.

Preguntado por estas cifras, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, aseguró que “la importante corrección” que muestran los datos del PIB del segundo trimestre apunta a un “cambio de ciclo y a una importante inflexión” en la evolución de la economía española, que ha dejado atrás ya “lo peor de la crisis”.

En declaraciones a Onda Cero, añadió que, según las estimaciones del Gobierno, “este cambio de inflexión se mantendrá en los próximos trimestres” y se producirá una recuperación “suave, pero sostenida en el tiempo”. “La recuperación está en marcha”, ratificó. El secretario de Estado subrayó que esta mejora en la actividad fue posible porque se comportaron muy bien las exportaciones, el sector servicios y también la agricultura, mientras que la industria y la construcción continuaron mostrando caídas, si bien “a menor ritmo”.

En cuanto a la evolución de los precios, el INE también hizo público hoy el avance del IPC de julio, según el cual la inflación bajó tres décimas el mes pasado hasta marcar una tasa interanual del 1,8%. El descenso estuvo motivado por el final del llamado “efecto escalón” de la entrada en vigor en julio de 2012 del sistema del copago sanitario, por el que se produjo un notable encarecimiento del precio de los medicamentos. Además de los fármacos, la mejor evolución de la electricidad también contribuyó a mitigar la inflación.

Sin embargo, los expertos recuerdan que en agosto está previsto que entre en vigor la reciente reforma eléctrica, cuya repercusión más inmediata será un aumento de en torno al 3,2% del recibo de la luz. Este alza, como es lógico, también impactará en el IPC en una o dos décimas.

Con la caída de julio, el IPC interanual vuelve a bajar después de haber encadenado dos meses consecutivos de ascensos y se sitúa de nuevo por debajo de la barrera del 2%. El Gobierno espera que los precios comiencen a moderarse aún más de aquí a final de año, hasta el punto de que podrían cerrar el ejercicio por debajo del 1%, según aseguró el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien destacó que esto permitiría ganancias de poder adquisitivo a los pensionistas.

Según explicó Estadística, en tasa mensual (julio sobre junio), los precios registraron durante el séptimo mes del año un descenso del 0,5% tras cinco meses consecutivos al alza. El recorte de julio fue superior al experimentado en el mismo mes de 2012 (-0,2%) e igualó al de 2011. Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en julio en el 1,9% en tasa interanual, tres décimas por debajo del dato de junio.

En tasa mensual, el IPCA bajó un 1,1% en el séptimo mes del año. Para conocer información detallada de cómo evolucionó la inflación anual en julio habrá que esperar a dentro de dos semanas, al próximo 13 de agosto, cuando está previsto que el INE publique la estimación definitiva del IPC de julio.

Pese a que la moderación de los precios es siempre una buena noticia en un entorno marcado por la pérdida de rentas procedente del ajuste del empleo y las alzas de impuestos, el director general del IEE, Joaquín Trigo, quiso recordar que la rebaja del IPC también está motivada por la falta de demanda que causa la crisis. En cuanto a la previsión del Gobierno, consideró que es muy posible que que se cumpla, ya que quedan meses por delante en los que no es probable un gran cambio de tendencia.

Normas
Entra en El País para participar