Tendencias

Ahorrar: ni podemos... ni queremos

Menos de la mitad de los españoles han contratado un producto privado de jubilación

Ahorrar: ni podemos... ni queremos

Seguimos sin pensar en el futuro y en ello la crisis tiene mucho que ver. El segundo Estudio de hábitos de planificación financiera en España, elaborado por Optima Financial Planners a partir de 800 encuestas a clientes y datos oficiales, así lo constata.

El 39% de los españoles no ahorra nada y solo el 15% guarda periódicamente. Pero aún es peor, ya que el 11% de nosotros no llega a fin de mes y eso que el 86% de los ciudadanos patrios ha cambiado sus hábitos de compra para ahorrar, muy por encima de la media europea, que se sitúa en el 62%.

Pero, puestos a ahorrar, ¿cómo hacerlo? En general, el español utiliza activos de inversión a corto plazo por la incertidumbre económica y tan solo el 48% de la población cuenta con un plan privado, un porcentaje muy inferior al de otros países europeos.

En cualquier caso, los planes de pensiones no parecen la panacea, según esta compañía de asesoramiento patrimonial. De hecho, su director general, Antonio Suárez, es muy crítico con la política comercial que las entidades aplican, ya que “nos los quieren meter por los ojos a todos”.

Optima: “Los planes de pensiones nos los quieren meter por los ojos a todos”

Desde su punto de vista, se ha hecho demasiado hincapié en su ventajosa fiscalidad hasta el punto de que “al cliente le da igual la rentabilidad, incluso algunos se dan el susto al ver que sus planes cosechan rentabilidades negativas”, por no hablar de que la mayoría de los partícipes ignora que las aportaciones tributan en el momento del rescate.

En Óptima son radicales en sus recomendaciones para preservar el sistema público de pensiones. Según el informe, se deberá recortar la cuantía de las nuevas prestaciones “de forma drástica”. En concreto, para lograr equilibrio financiero en 2045 sería necesario o un aumento progresivo de la edad de jubilación hasta los 70 años en 2047, o un incremento de los años cotizados hasta los 42,5 o una reducción de la pensión del 21% con respecto a las actuales.

Lo grave es que todo esto no sería necesario “si en 2010 se hubiera retrasado la edad de prejubilación de 60 años a 63, y la de jubilación, de 65 a 68; el sistema hubiera sido sostenible hasta el año 2061”, señala el estudio de Optima.

Heredar

Si usted confiaba en heredar para salir de pobre, le tenemos malas noticias: cada vez le resultará más caro. Y es que casi todas las autonomías han restringido las bonificaciones de las que se beneficia un contribuyente al recibir un patrimonio, lo que hace del legado muchas veces inasumible. De hecho, desde el inicio de la crisis, se han duplicado las renuncias a herencias.

El informe explica, asimismo, que los trabajadores cuyos salarios hayan crecido por encima de la inflación perderán entre un 4% y un 9% de su pensión inicial; y peor lo tienen los autónomos, cuya pérdida de poder adquisitivo será del 45% de media. Y si se es mujer, aún peor ya que hay que sumar otro 25,54% menos.

Ahorrar, ahorramos poco, pero pagar, pagamos muchos impuestos. Puede que usted ya lo haya notado en su mes a mes, pero el informe confirma que vivimos en el país de la eurozona donde más ha crecido el esfuerzo fiscal en los últimos años.

La presión fiscal sobre el salario medio supera el 50%. Si eso lo traducimos en días, tiene que saber que un trabajador español necesita 130 para cumplir con Hacienda, 54 para pagar el impuesto sobre la renta, 32 para el IVA, 23 para la Seguridad Social, 14 para impuestos especiales y 7 para otros tributos.

Según los cálculos de Optima, entre el País Vasco, la zona con menor carga fiscal, y Cantabria, la de mayor, existe una diferencia de 12 días, de modo que al segundo ciudadano le cuesta 782 euros más cumplir con los compromisos fiscales.

Además, se han subido en 30 ocasiones impuestos y se han creado 12 figuras tributarias que antes no existían. Quizás ahí esté una de las grandes razones de que no ahorremos.

Normas
Entra en El País para participar