Breakingviews

Relevo en Shell: más ejecutivo que jefe

Cuando llega el momento de elegir un nuevo consejero delegado, las juntas idealmente quieren a alguien que combine carisma y visión con una inteligencia operacional. Sin embargo, a menudo tienen que elegir entre una de las dos. En Royal Dutch Shell, la parte operativa parece haber triunfado, lo que se adapta a una empresa muy importante en la industria de recursos naturales, donde la fiabilidad es crucial y los grandes proyectos son la norma.

Ben van Beurden, que sucederá a Peter Voser el próximo año, ha pasado tres décadas en la principal petrolera anglo-holandesa, pero sigue siendo relativamente desconocido fuera de la empresa. Este holandés de 55 años dirige el negocio de refino, tras de liderar un cambio de rumbo en el apurado brazo químico del grupo. Shell es conocida por su negocio de upstream, pero el currículum de Van Beurden también incluye un tiempo de exploración y producción, incluido el gas natural licuado. Dirigió una unidad de “Excelencia Manufacturera” en refino y química. En conjunto, trae mucha experiencia operacional detallada.

El consejo de Shell está siguiendo la tendencia de la industria. Las mineras Río Tinto, BHP Billiton y Anglo American han nombrado recientemente expertos operacionales para el puesto más alto. Se trata de un cambio.

Los accionistas de las compañías mineras quieren más disciplina de capital que acuerdos temerarios

Los accionistas quieren más disciplina de capital y ejecución que temerarios acuerdos. Además, Shell ya ha colocado sus grandes apuestas estratégicas. Con Voser, se movió agresivamente hacia el gas natural e invirtió su crecimiento en un puñado de grandes proyectos multimillonarios. El reto de Van Beurden es entregar los proyectos a tiempo y dentro del presupuesto, a la vez que sacar más de las empresas existentes.

Las habilidades de liderazgo y una inclinación por el panorama general siguen siendo importantes. Si van Beurden escarba demasiado en detalles operativos, su falta de experiencia externa podría cegarle o los grandes cambios en la industria podrían cogerle por sorpresa.

Los inversores esperan que finalmente van Beurden muestre cierto dominio de estas dimensiones menos tangibles del puesto. Pero por ahora, merece el beneficio de la duda.

Normas