Baja de 82 a 44 ejecutivos

Iberia mete la tijera en su equipo directivo y prescinde de la mitad

La aerolínea busca una organización interna "más ágil, reducida y eficiente"

El recorte responde a los objetivos del plan de reestructuración

Luis Gallego, consejero delegado de Iberia.
Luis Gallego, consejero delegado de Iberia.

El consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, ha rematado la remodelación de la cúpula de Iberia y lo ha hecho metiendo seriamente la tijera. El cuadro ejecutivo pasa de 82 a 44 personas. Una reducción que la compañía enmarca en el plan de transformación presentado el pasado mes de noviembre y que se ejecuta desde mayo en busca de una organización "más ágil y eficiente".

Desde la aerolínea se ha comentado esta mañana que la decisión cumple tres premisas: incremento de ingresos, mejora de la percepción del cliente y el establecimiento de una base competitiva de costes. Fuentes internas explican que "caer del staff no es sinónimo de estar despedido". Algunos de los afectados han salido o están saliendo de la empresa, pero otros pierden responsabilidades o cambian de área sin perder el empleo.

Entre las novedades, se crea una función de Planificación Estratégica "para fortalecer la visión estratégica y la sostenibilidad del negocio a medio y largo plazo", y se refuerzan y centralizan las funciones de Control Económico en la Dirección de Planificación Estratégica y Finanzas

Iberia también ha puesto en marcha una Dirección de Desarrollo de Red y Alianzas, que se ocupará del desarrollo del negocio, las alianzas y la configuración del programa. La compañía dice potenciar la Dirección Comercial, pasando a Marketing las funciones de Publicidad y Marca. Y se lanzan las direcciones de Negocio Digital y de Experiencia de Cliente, "palancas clave para mejorar las ventas en el canal digital, la calidad percibida y la experiencia de cliente".

Otras decisiones pasan por fortalecer las diviciones de Producción, Servicios Aeroportuarios y Técnica "reordenando sus procesos y responsabilidades" para mejorar la rentabilidad, la coordinación y la eficiencia. Y por último surgen nuevos roles como los Business Partners Financieros y de Sistemas de cada negocio, y los Directores de Operaciones Tierra y Director Técnico dentro de la Dirección de Producción.

Esta nueva organización "ha sido diseñada para detectar y aprovechar todas las oportunidades de negocio, así como para responder con éxito a los retos de un sector en plena transformación", notifica Iberia, que ha eludido hablar de reducción de costes laborales.

Gallego ha declarado que el objetivo es "transformar Iberia para que vuelva a ser rentable y competitiva y para ello es imprescindible cambiar la forma en que trabajamos. Esta es una tarea que nos involucra a todos. Iberia tiene futuro pero para ello necesita continuar con el plan de transformación en marcha”.

Durante los últimos meses han sido los sindicatos los que venían demandado un adelgazamiento en el número de miembros de la cabina de mando de Iberia. fuentes sindicales llegaron a especular con la existencia de 500 directivos.

Tras la sentencia de la Audiencia Nacional del pasado jueves, tumbando la impugnación del Sepla sobre el plan de ajuste y avalando la reestructuración de Iberia, la dirección ha dado este nuevo paso y urge a las centrales sindicales que se sienten a negociar un alza de productividad de la plantilla.

Fase previa

Ya el pasado mes de mayo el consejero delegado de la empresa introdujo una serie de cambios en puetos clave. Su primera decisión fue prescindir de las direcciones generales y reducir a nueve el número de directores que le reportan directamente.

La dirección de Planificación Estratégica y de Finanzas fue confiada a Javier Sánchez-Prieto, quien ocupaba un puesto semejante en Iberia Express. Sánchez Prieto daba el relevo en Iberia a José María Fariza.

Manuel López Colmenero dejó su responsabilidad sobre Asuntos Corporativos para ocuparse ahora de la dirección de Desarrollo de Red y Alianzas.

Marco Sansavini se mantuvo al frente de la dirección Comercial, y Rafael Hoyos fue nombrado director de Producción. Al frente de la dirección de Servicios Aeroportuarios se puso Ángel Marcos y José Luis Quirós comenzó a pilotar la dirección Técnica.

Uno de los directivos ascendidos fue Sergio Turrón, quien hasta entonces ocupó la dirección general de Producción y pasaba a liderar la dirección Corporativa. Por último, Lourdes Máiz tomaba la responsabilidad de la dirección Legal.

Normas