Prevé que España cierre el año que viene con su economía estancada (0%)

El FMI retrasa la vuelta del crecimiento de España hasta 2015

El Gobierno y la CE esperan que España crezca hasta un 1% el año que viene

El fondo, sin embargo, rebaja en 0,7% sus previsiones para 2014 y augura un estancamiento de la economía

El FMI retrasa la vuelta del crecimiento de España hasta 2015
EFE

La ansiada recuperación de la economía española tardará en llegar. Al menos según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI). El informe de perspectivas globales del organismo rompe la baraja de los pronósticos y empeora las previsiones para España con respecto a su último análisis de abril. Mantiene una caída del 1,7% del PIB para este año, en línea con las expectativas del resto de organizaciones. Pero mientras que Bruselas y el Gobierno confían en que España comience a ver la luz en 2014 con un avance de hasta un 1%, el FMI augura un frenazo que dejará a la economía estancada (0%) el próximo año.

El gobernador del Banco de España (BdE), Luís María Linde, ha afirmado hoy mismo que “en los próximos meses pasaremos de crecimiento negativo a positivo". Tras una caída del 0,5% en los primeros tres meses del año, las previsiones del BdE son que la economía cierre el segundo trimestre en el 0% y vuelva a tasas positivas ya en el tercer tramo de 2013. La misma línea defiende el Gobierno.

El organismo internacional empeora las perspectivas para todas las economías avanzadas y emergentes. La economía mundial crecerá este año un 3,1%, dos décimas menos que los últimos pronósticos. La anunciada fecha de caducidad para los estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal de EE UU, una ralentización de los principales motores emergentes (China o Brasil) y la interminable recesión de la eurozona son las principales causas del pesimismo.

Prácticamente todas las economías sufren un recorte en las previsiones. Pero España es una de las peor paradas. Dentro de la eurozona el fondo ha modificado levemente su pronóstico. Espera que la recesión se prolongue hasta que el año que viene Francia y Alemania recuperen el tono con tasas del 0,9% y el 1,3% respectivamente. Incluso mejora en dos décimas la previsión de 2014 para Italia (0,7%). A España, sin embargo, le recorta siete décimas y augura un estancamiento de la economía (0%).

El FMI retrasa la vuelta del crecimiento de España hasta 2015

"La competitividad en España ha mejorado y las exportaciones también", ha reconocido el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, en la rueda de prensa posterior a la presentación del informe. "Pero va a ser dificil que las medidas de consolidación fiscal previstas para el año que viene no tengan un impacto negativo de la economía", ha añadido en la única justificación del severo recorte que ha sufrido España desde el pasado abril.

Aparte de la evolución del PIB, el informe no detalla otros indicadores macro como déficit o paro. Pero el organismo ya pronosticaba en su último análisis de abril que el desempleo en España cerrará el año en el 27%. La tasa desempleo español según los datos de Eursotat del mes de mayo es ya del 26,9%. La delegación del FMI que revisa anualmente la economía española señaló recientemente que el país no ha sido históricamente capaz de crear empleo a una tasa por debajo del 1,5%. Y esas cotas de crecimiento tardarán en llegar.

Estas sombrías perspectivas sirvieron de justificación para que Bruselas relajara el calendario de reducción de déficit para España (6,5% para este año). Una concesión aplaudida por el FMI que considera que un ajuste demasiado rápido dañaría el crecimiento. El Fondo ya cargó las tintas contra España en su análisis de abril al pronosticar, sobre todo, un considerable derrape del défcit. Eso fue antes de que la Comisión Europea levantara la mano. Después de suavizar los objetivos, el Gobierno ha marcado el 6,3% como tope para este año.

El esfuerzo para bajar hasta allí desde el 6,9% con el que cerró el año pasado supone algo más medio punto porcentual del PIB. Lo que aproximadamente equivale a unos 6.000 millones a recortar. Una cifra bastante menor que los dos puntos porcentuales que redujó el Gobieron el año pasado para cuadrar las cuentas de 2012. Eso sí, los tres puntos del PIB que aporta la carga del rescate al sector financiero quedan fuera de estos cálculos por acuerdo entre Bruselas y el Gobierno.

Las recetas del organismo para acelerar la recuperación en España pasan por continuar abaratando los salarios, que acumulan ya cuatro años de caídas, flexibilizar más los supuestos de despido y limitar los dividendo de la banca. El Banco de España publicó la semana pasada una recomendación a las entidades para limitar el abono de dividendos en efectivo al 25% del beneficio atribuido del grupo.

El fondo insta a suavizar las políticas de austeridad

El FMI insiste en varias ocasiones a lo largo de su informe en la necesidad de tomar medidas para recuperar y consolidar el crecimiento en Europa. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ya advirtió ayer en la reunión del Eurogrupo sobre “la vulnerabilidad de la zona euro”. La institución internacional señala la urgencia de tomar cuanto antes acciones que combinen la consolidación fiscal con el estímulo de la actividad y a la lucha contra el desempleo.

Subraya además que, dadas las moderadas tasas de inflación, es necesario que el Banco Central Europeo (BCE) vuelva a tomar cartas en el asunto. Tras la batería medidas no convencionales (inyecciones de liquidez, compra de activas, etc) de los últimos dos años, la entidad presidida por Mario Draghi se ha limitado, de momento, a comprometerse a mantener en el “futuro próximo” el precio del dinero en el 0,5% actual, mínimo histórico,

Normas