Las negociaciones se centran en Nomura y BNP

El FROB descarta a la banca de inversión americana para asesorar en la venta de las nacionalizadas

Banco Santander o CaixaBank, de los mejor posicionados en la puja

El presidente del FROB, Antonio Carrascosa.
El presidente del FROB, Antonio Carrascosa.

 

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha descartado “por el momento” contratar a los grandes bancos de inversión norteamericanos --como Citi, GP Morgan, Goldman Sachs y Morgan Stanley-- para que analicen la situación de Catalunya Banc y Novagalicia de cara a tranquilizar a potenciales compradores, según han informado a Europa Press en fuentes financieras.

Este proceso de asesoramiento persigue despejar la incertidumbre sobre la morosidad y los créditos fiscales diferidos de estas dos entidades. Las fuentes subrayan que las negociaciones más avanzadas gestionadas por el organismo dependiente del Ministerio de Economía se centran en Nomura y BNP. “Aún no hay nada decidido”, puntualizan las fuentes.

Fuentes del FROB han explicado que la contratación de dos bancos de inversión para asesorar la venta de las antiguas cajas catalana y gallega se cerrará la próxima semana. Cada uno de los bancos contratados cobrará 700.000 euros por sus trabajos de análisis, una cantidad que podría sumar otros 300.000 euros adicionales si también se opta por que las mismas firmas dirijan el proceso de desinversión.

El interés que despierta Novagalicia Banco, constatado por el Gobierno, ha llevado a priorizar la venta de la entidad presidida por José Manuel Castellano. Esta atracción se debe sobre todo al “avance” en su proceso de reestructuración. Castellano ya ha mostrado su preferencia por que Novagalicia se venda a inversores extranjeros.

Los mejor posicionados

Ahora bien, fuentes del sector no descartan que sea alguna entidad española la que finalmente integre la red de la antigua caja gallega. En concreto, las fuentes consideran que Santander y Caixabank serán los que decidan pugnar con más fuerza por Novagalicia Banco.

Esta dos entidades también se posicionan como las favoritas por hacer con Catalunya Banc. Las posibilidades de expansión del grupo presidido por Emilio Botín llevan a pensar al sector a que Santander luchará por la antigua caja catalana, mientras que Caixabank previsiblemente se centrará en Novagalicia, habida cuenta de su fuerte presencia en Cataluña.

Tras las dos subasta fallidas para que el FROB saliera del capital de Catalunya Banc, ahora las prioridades han cambiado, y el organismo dependiente de Economía antepone la venta de Novagalicia, que podría ser enajenada entre septiembre y octubre de este año.

El principal atractivo para desprenderse de estas dos entidades nacionalizadas pasa por el cambio de estrategia por parte de Economía y el Banco de España. Tras destinar ayudas en forma de Esquemas de Protección de Activos (EPA) sobre algunas carteras en las ventas de la CAM y Unnim, el Gobierno rechazaba regresar a este tipo de incentivos.

Ayudas para incentivar las subastas

Ahora, las autoridades españolas han admitido que el agujero de Catalunya Banc, que en el sector estiman en unos 3.000 millones, cuestiona la rentabilidad de la operación, por lo que se abre la puerta a conceder ayudas a través de las fórmulas de EPA's en aras de desatascar los procesos de subastas.

De hecho, el Gobierno ha estado apurando los contactos con las entidades financieras para tratar de vender a trozos a la entidad ahora liderada por Carlos Pla. Esta solución, que se planteaba como la primordial para evitar ampliar las ayudas procedentes de la UE, parece ahora estar descartada, según fuentes del FROB.

Normas