_
_
_
_
_
Breakingviews
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

¿Auténtica recuperación?

La creación de empleo en Estados Unidos parece más fuerte de lo que realmente es. La media de 202.000 nuevos puestos al mes en el año 2013 es el mejor dato desde 2005. El informe relativo a junio hecho público el viernes mostró unas cifras mejores de lo esperado, con 195.000 nuevos empleos. Sin embargo, la tasa de paro se ha quedado estancada en el 7,6% ya que cada vez más estadounidenses buscan trabajo.

La constancia en la creación de nuevos puestos en lo que va de año ha sido impresionante, sobre todo para una recuperación relativamente débil. Incluso los sectores más afectados por la recesión como la construcción y las finanzas parecen estar volviendo en sí.

Pero estos nuevos empleos no reducen la tasa de paro, puesto que hay más gente en busca de un trabajo. La fuerza laboral se ha incrementado en 800.000 personas en los últimos tres meses. Seguir indagando pone en duda la mejora del mercado de trabajo. Solo en junio, Estados Unidos creó 360.000 puestos a tiempo parcial e hizo desaparecer 240.000 empleos a tiempo completo.

El crecimiento económico tampoco termina de ser firme. Los economistas esperan que sea del 1% en el segundo trimestre, tras el ya mediocre 1,8% del primer trimestre. Si las tendencias continúan ambiguas, la decisión de la Fed para frenar el flujo de dinero podría ser más difícil, no más fácil.

La disposición del presidente Ben Bernanke a retirar las medidas de estímulo de la Fed puede haber sido demasiado apresurada. Sus palabras asustaron a los inversores, elevando los tipos de interés a largo plazo y reduciendo los precios del oro. Pero no es probable termine con sus ayudas de manera agresiva ante la debilidad del crecimiento y creación de empleo. Frotarse las manos en el mercado pueden ser prematuro.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_