Berlín accede a utilizar los fondos para bonificar los contratos

Rajoy defiende ante Merkel reducir las cotizaciones para crear empleo joven

El líder del Ejecutivo destaca que el desempleo juvenil ha descendido un 6% en España en el último año

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reiteró hoy su intención de destinar buena parte de los 1.900 millones que España recibirá de Bruselas para combatir el desempleo juvenil, a una rebaja de las cotizaciones sociales para las empresas que contraten a jóvenes parados.

Rajoy defendió esta fórmula de incentivo frente a las reticencias iniciales mostradas por el Ejecutivo alemán a que se subvencione a las empresas. En este sentido, el líder del Gobierno no quiso entrar en polémica y subrayó que él debe actuar pensando en lo que es mejor para los intereses de los españoles siempre que no contravenga las normas comunitarias.

Rajoy –que respaldó los planes españoles en Berlín antes de participar junto a la canciller, Angela Merkel, y otros líderes europeos en una conferencia sobre empleo juvenil– insistió en que las ayudas europeas para luchar contra el paro juvenil se van a utilizar de la forma que permita más rápidamente ese objetivo.

“Se van a usar en decisiones que produzcan efectos ya”, reiteró antes de defender instrumentos ya incluidos en la estrategia de empleo joven aprobada por el Gobierno como bonificar a las empresas reduciendo e, incluso, eximiendo a las empresas de sus cotizaciones a la Seguridad Social a la hora de contratar a jóvenes.

Rajoy explicó que esa estrategia ya está hablada con la Comisión Europea y “va a ser la guía” para la utilización de los 1.900 millones. “Yo creo que lo más eficaz es lo que estamos haciendo, las deducciones a las cuotas de la Seguridad Social, porque este es el impuesto que más afecta al empleo. Mucho más –explicó– que los impuestos indirectos o que el IRPF”.

Por ello, insistió en que cree que esa vía es la mejor y la más eficaz porque ayuda a las pequeñas y medianas empresas y estas son las que van a contratar a los jóvenes.

Aumentar las ayudas

Dicho todo esto, Rajoy anunció, además, que pedirá a Bruselas que aumente los fondos europeos para combatir el paro juvenil más allá de los 6.000 millones de euros acordados en la cumbre de la semana pasada.

En concreto, preguntado ante esta opción aseguró:“No se ha cerrado esta posibilidad, está abierta y como presidente del Gobierno español eso me interesa, me conviene y, por tanto, daré la batalla para que eso sea así”. Y añadió: “Creo que habrá posibilidades de conseguirlo a lo largo de este periodo del marco financiero plurianual”, agregó.

De hecho, los líderes europeos acordaron en la cumbre de la semana pasada dedicar también al paro juvenil los recursos sobrantes del presupuesto europeo entre 2014 y 2017, lo que podría aumentar la dotación total del fondo.

Precisamente, la canciller alemana Angela Merkel, llamó a “pasar a la práctica”, y activar los recursos existentes para hacer frente al desempleo juvenil y demostrar a los jóvenes que los Gobiernos toman “muy en serio” este grave problema que “presiona” sobre Europa. Por la tarde, el Gobierno alemán confirmó que el total de los fondos disponibles en los próximos dos años para combatir el paro juvenil será de 24.000 millones de euros. Y, es más, dio luz verde a que los Estados puedan utilizar este dinero para reducir las cotizaciones de los contratos que se realicen a jóvenes, como reclama España.

“El dinero no lo es todo, pero necesitamos dinero para tener éxito”, dijo la ministra alemana de Empleo, Ursula Von der Leyen, en la rueda de prensa final tras la cumbre que celebraron los líderes europeos sobre paro juvenil convocada por la canciller alemana. “Hay dinero en el Fondo Social Europeo (FSE), por ejemplo. Hay fondos que todavía no se han desembolsado y que estarán disponibles los dos próximos años. Si lo sumamos todo, tenemos 24.000 millones disponibles”, aseguró Von der Leyen sin concretar de dónde saldrá ese dinero.

Además de este aumento importante de los recursos disponibles, lo más importante de la jornada celebrada en Berlín fueron las palabras de Angela Merkel en el discurso final cuando ratificó que esos fondos “podrán usarse también para bonificaciones salariales en combinación con los fondos del FSE”, tal y como ha estado reclamando el Ejecutivo español en las últimas semanas.

Normas