Limita la deducción por depreciación de cartera de valores

Hacienda sube los impuestos a tabaco y alcohol

Será la cuarta subida que sufre el tabaco desde que Rajoy ganó las elecciones

La reducción de beneficios fiscales en Sociedades perjudicará a las grandes empresas

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

El Ministerio de Hacienda ya ha cerrado la subida fiscal del impuesto sobre el tabaco y el alcohol que ha aprobado el Consejo de Ministros. En el mismo paquete fiscal también se incluye una nueva tasa medioambiental y limitar la deducción por la depreciación de la cartera de valores en el impuesto sobre sociedades, un beneficio fiscal relevante para las grandes empresas.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya anunció el pasado mes de abril que el Ejecutivo planteaba elevar impuestos sobre aquellos productos que presentan “externalidades negativas”. El tabaco –que ya ha sufrido tres aumentos fiscales en menos de dos años del Gobierno de Mariano Rajoy– vuelve a incrementarse. Previsiblemente, el alza afectará de forma más severa a la picadura de liar, aunque los tradicionales cigarrillos también subirán. El incremento fiscal sobre el alcohol afectará a las bebidas destiladas. Es decir, el vino –que está exento de este tributo– y la cerveza no sufrirán el incremento impositivo, una circunstancia que el sector de espirituosos considera discriminatoria.

Respecto al impuesto sobre sociedades, Hacienda mantendrá la política iniciada el año pasado de reducir los beneficios fiscales para las grandes empresas que, actualmente, llegan a tributar a tipos efectivos inferiores a los que aplican las pymes. Actualmente, las provisiones que una empresa realiza por la depreciación de acciones de, por ejemplo, una filial en el exterior son deducibles en el impuesto sobre sociedades, una posibilidad que ahora se limitará.

Por otra parte, el Ejecutivo también aprobará hoy el techo de gasto de los Presupuestos Generales del Estado para 2014. Exceptuando el gasto en los intereses de la deuda y las aportaciones que haya que hacer a la Seguridad Social por el mayor gasto en pensiones o en prestaciones por desempleo, el límite de gasto volverá a ser restrictivo y los ministerios contarán con menos recursos. Además, el Gobierno ya ha avanzado la posibilidad de ir introduciendo el concepto de base cero en las cuentas públicas, de tal modo que la asignación de recursos presupuestarios dejará de hacerse en función de lo dispuesto en ejercicios anteriores.

El Ministerio de Hacienda monopolizará el Consejo de Ministros de hoy. Además de las subidas fiscales y de la aprobación del techo de gasto, Cristóbal Montoro también anunciará la puesta en marcha de la llamada Autoridad Fiscal Independiente, una exigencia que impuso Bruselas tras aprobar el rescate bancario para España. Este órgano, que será dependiente del Ministerio de Hacienda, tendrá la función de emitir informes y realizar recomendaciones sobre la evolución de las cuentas públicas del conjunto de la Administración Pública. Sin embargo, algunas organizaciones como Fedea han puesto en duda su independencia.

Asimismo, también está previsto que el Ejecutivo apruebe hoy medidas para combatir la morosidad en el sector público y, en concreto, el retraso en los pagos de ayuntamientos y comunidades autónomas. A pesar del plan de pago a proveedores o del fondo de liquidez autonómica, las Administraciones territoriales siguen abonando sus facturas en un plazo muy superior a los 30 días que marca la ley. Hacienda pagará a las empresas que reclamen los impagos a partir del límite marcado por la ley y recuperará ese dinero a través de las menores transferencias que realizará a municipios y autonomías.

Normas