Acuerda la venta de su filial irlandesa por 850 millones

Telefónica reduce su deuda en más de 8.000 millones en el último año

Ha captado el 40% de los fondos necesarios para cumplir con su objetivo de deuda de 2013

Logotipo de Telefónica en la sede de Gran Vía.
Logotipo de Telefónica en la sede de Gran Vía.

Nuevo paso de Telefónica en su estrategia de desinversiones para reducir deuda y ampliar la flexibilidad financiera. En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía que preside César Alierta confirmó este lunes que ha alcanzado un acuerdo con Hutchison Whampoa para la desinversión total de Telefónica Ireland.

El importe de la operación, en la que Bank of America Merrill Lynch ha sido la entidad asesora de Telefónica, es de 850 millones de euros, incluyendo un pago inicial en metálico de 780 millones en la fecha del cierre de la operación, más un pago aplazado de 70 millones que serán abonados en base al cumplimiento de los objetivos financieros acordados. Junto a Hutchison, Liberty Global y Eircom habían mostrado interés por adquirir Telefónica Ireland, actualmente el segundo operador de móviles del país.

Telefónica, inmersa en las últimas semanas en cierta agitación por los rumores sobre una posible OPA por parte de AT&T, precisó que espera que este acuerdo impacte positivamente en la reducción de la deuda neta en aproximadamente 780 millones de euros “sin tener en cuenta el cobro del pago aplazado adicional, acelerando, en consecuencia, el proceso de desapalancamiento y facilitando la consecución del objetivo de reducción de deuda neta por debajo de los 47.000 millones en 2013”.

Telefónica ha logrado una drástica reducción de su endeudamiento, superior a 8.000 millones de euros, a lo largo del último año. Y es que la operadora cerró el mes de junio de 2012 con un endeudamiento de 58.310 millones de euros. Ahora, según los analistas de JB_Capital, la deuda de la compañía estaría en el entorno de los 50.000 millones.

A la conclusión del primer trimestre, la deuda se situó en 51.809 millones de euros, frente a los 51.300 millones registrados a final de 2012. En este caso, Telefónica explicó que el endeudamiento se vio “impactado principalmente por la devaluación del bolívar venezolano en 873 millones de euros. Excluyendo este impacto, la deuda neta financiera se habría reducido durante el trimestre en 323 millones”.

Ahora, tras la desinversión en la República de Irlanda, la teleco no ha querido precisar el importe actual de su deuda, señalando que la venta de la filial irlandesa debe ser aprobada por las autoridades de la competencia.

De todas maneras, la compañía mantiene el paso firme en su estrategia de desinversiones, para acercarse al cumplimiento de sus objetivos de reducción del endeudamiento. A finales de abril, Telefónica llegó a un acuerdo con Corporación Multi Inversiones para la venta de un 40% de sus activos en Centroamérica. Una desinversión que proporcionará al grupo español en torno a 380 millones de euros.

A final de marzo, Telefónica colocó entre inversores institucionales un total de 90 millones de acciones propias, correspondientes a su autocartera, que suponían el 1,979% de su capital por cerca de 975 millones de euros. Anteriormente, vendió sus negocios de banda ancha fija en Reino Unido a Sky por cerca de 200 millones de euros.

Con estos parámetros, Banco Sabadell señaló que los 850 millones obtenidos con la venta de la filial irlandesa suponen el 1,6% de la deuda financiera neta de la operadora y un 19,9% de los fondos que la compañía necesita para alcanzar su objetivo de reducción de deuda en 2013. Estos analistas indicaron que la operación irlandesa, la venta de la autocartera y las citadas desinversiones en Centroamérica y Reino Unido, “representarían casi un 40% de las necesidades de desapalancamiento en 2013 para cumplir objetivos”.

En el mercado se siguen sucediendo las apuestas sobre cuáles pueden ser las próximas desinversiones que lleve a cabo la compañía. Fuentes del mercado apuntan a la participación del 69,4% en la checa Telefónica Czech Republic, el 2% que aún tiene en sus manos de Portugal Telecom, el 0,8% de BBVA, así como el 5% que todavía posee en el capital de China Unicom.

En el caso de la compañía asiática, JP Morgan señaló este lunes que “esperaría la venta de esta participación una vez que concluya el periodo de bloqueo”. En este sentido, Telefónica vendió un 4,56% del capital social de China Unicom en julio del pasado año por cerca de 1.128 millones de euros.

La operadora española se comprometió también a no vender acciones durante un periodo de 12 meses. Ahora, JP Morgan valora el 5% de China Unicom, todavía en manos de Telefónica en 1.500 millones de dólares (unos 1.144 millones de euros).

A su vez, el 2% de Portugal Telecom tendría una valoración superior a 51 millones de euros (recientemente vendió un paquete pequeño de títulos), mientras que el 69% de la filial checa tiene un valor de mercado en la actualidad próximo a 2.280 millones de euros.

 

Ante el examen de la CE

Con la compra de Telefónica Ireland, Hutchison Whampoa va a dar un paso más en el reforzamiento de su posición en Europa. En su avance en el Viejo Continente, la compañía asiática cerró a principios de año la compra de Orange Austria por cerca de 1.300 millones de euros. Según recordaban ayer los analistas de Citi, Hutchison ha sido vinculada a movimientos similares en Suecia e Italia. Recientemente, Telecom Italia, en la que Telefónica es socio de referencia con cerca de un 10% del capital, exploró la opción de fusionarse con la filial italiana de Hutchison, 3 Italia, a cambio de una participación en el grupo resultante.

La venta supera las previsiones del mercado

La operación anunciada este lunes por la teleco española supone un múltiplo de 7,1 veces el consenso de Ebitda estimado de Telefónica Irlanda para 2013, más de un 30% superior a la media de precio estimada por los analistas, que se situaba en cerca de 640 millones de euros.

Además, la venta de O2 Ireland se va a colocar por encima de la media de operaciones similares llevadas a cabo en el sector de las telecomunicaciones en el Viejo Continente durante los últimos tiempos, entre las que figuran la de Vivendi y SFR (6,2 veces), Sunrise (6,2 veces), Orange Switzerland (6,5 veces) y Orange Austria (6,9 veces).

Avance de Hutchison Whampoa en Europa

Con la compra de Telefónica Ireland, Hutchison Whampoa va a dar un paso más en el reforzamiento de su posición en Europa. En su avance en el Viejo Continente, la compañía asiática cerró a principios de año la compra de Orange Austria por cerca de 1.300 millones de euros. Según recordaban ayer los analistas de Citi, Hutchison ha sido vinculada a movimientos similares en Suecia e Italia. Recientemente, Telecom Italia, en la que Telefónica es socio de referencia con cerca de un 10% del capital, exploró la opción de fusionarse con la filial italiana de Hutchison, 3 Italia, a cambio de una participación en el grupo resultante.

Un país castigado por la crisis

Telefónica Ireland se ha visto penalizada en los últimos años por la grave crisis que azota al país. Los ingresos de la empresa bajaron un 13,1% en 2012. A final de 2012, Irlanda suponía el 1% del volumen de negocio consolidado del Grupo Telefónica.

Si la operación recibe el visto bueno de las autoridades reguladoras, supondrá la unión de O2 Ireland, segundo operador irlandés por detrás de Vodafone con 1,5 millones de accesos totales (incluido Tesco Mobile, controlado por Telefónica), y Hutchison 3 Ireland, tercera compañía nacional. La nueva operadora tendrá una cuota de mercado del 37,5% y dos millones de usuarios.

Normas