Ofrece un total de 7.700 millones de euros por la ‘cablera’ germana

Vodafone reta a Telefónica y Deutsche Telekom con su OPA sobre Kabel Deutschland

Reforzará su posición para lanzar ofertas convergentes en Alemania

Logotipo de Kabel Deutschland en las instalaciones de la compañía.
Logotipo de Kabel Deutschland en las instalaciones de la compañía.

Vodafone quiere romper el status-quo de las telecos en Alemania, primer país europeo en términos de usuarios y principal mercado en términos de ingresos para el grupo germano.

La operadora confirmó este lunes su intención de adquirir la operadora de cable Kabel Deutschland, al anunciar una OPA que valora el grupo germano en 7.700 millones de euros. Vodafone, que ha estado compitiendo hasta ahora con Liberty Global por el control de Kabel Deutschland, está ofreciendo 87 euros por cada título (84,5 euros en efectivo más un dividendo de 2,50 euros).

En este sentido, los responsables de Vodafone aseguraron que su oferta ha recibido el visto bueno del consejo de administración de la cablera germana, que va a recomendar a los accionistas que acepten la oferta.

El movimiento tiene un gran calado, puesto que Vodafone busca reforzar su presencia en un país en el que compite con grupos como Deutsche Telekom, Telefónica y KPN.

Vodafone explicó que la integración con Kabel Deutschland supondrá la creación de un grupo de comunicaciones integrado con unos ingresos anuales proforma de 11.500 millones de euros. Tras la transacción, Vodafone tendrá en Alemania un total de 32,4 millones de clientes de telefonía móvil, cinco millones de usuarios de banda ancha fija y 7,6 millones de clientes de televisión por cable.

La operadora británica defendió que la compra de Kabel Deutschland proporcionará un amplio potencial de crecimiento al facilitar el lanzamiento de ofertas convergentes de telefonía fija, móvil, banda ancha y televisión. Y es que las ofertas de quadruple play se están convirtiendo en una de las principales tendencias del sector de las telecos.

Distintas fuentes del sector han coincidido en que Vodafone, al no contar una posición fuerte en la banda ancha fija, estaba en una situación de inferioridad frente a los viejos monopolios de telecomunicaciones. En la industria no se descarta que la compañía británica lleve a cabo adquisiciones similares en otros países europeos, incluido España (en Reino Unido compró hace pocos meses Cable & Wireless Worldwide). Unos movimientos que podrían acelerarse si Vodafone vende finalmente su participación del 45% en la compañía estadounidense Verizon Wireless.

En términos generales, Vodafone defendió la compra de Kabel Deutschland, al cumplir con sus criterios de fusiones y adquisiciones, que incluye aumento del beneficio por acción y del flujo libre de caja desde el primer y segundo año tras el cierre de la operación.

Normas