María Ángeles Vidal, presidenta de Germaine de Capuccini

“Las empresas familiares son muy complicadas”

“Las empresas familiares son muy complicadas”

Tomó las riendas de Germaine de Capuccini, conocida como el cisne de la belleza, en el verano de 2011. La llegada de María Ángeles Vidal, nacida en Alcoy (Alicante) en1964, ala dirección de la compañía no estuvo exenta de cierta polémica y morbo. Como sucede en muchas empresas familiares, la sucesión fue un tema espinoso. El anterior responsable, Jesús Vidal, hijo de la fundadora, Carmen Vidal, tuvo que ser apartado de sus funciones para dar paso a la tercera generación, que pretende dar continuidad a la compañía que fundó su abuela en 1964. El negocio arrancó con un pequeño salón de belleza y más tarde, en 1975, continuó con la apertura de unos laboratorios donde comenzaron a elaborar cremas. Germaine de Capuccini está presente en la actualidad en más de 80 países.

Lleva cerca de dos años asumiendo la máxima responsabilidad de la compañía. ¿Era lo que esperaba?

Yo la empresa la conozco muy bien porque he tenido el privilegio de crecer en ella. Siempre acompañaba a mi abuela Carmen Vidal en todos sus viajes, y siempre estaba con ella. Aprendí mucho a su lado, como también de mi tío Jesús, que sucedió a mi abuela en 2009, cuando esta falleció. Mi tío fue un gran presidente, todos llevamos la empresa en la sangre porque cada uno de nosotros ha desempeñado en cada área una determinada función, y entre todos hemos hecho una gran compañía.

¿Qué es lo que intenta aportar a la empresa?

Creo en la cosmética e intento transmitir esa pasión que tengo por lo que hacemos. Cuento con un gran equipo y me siento muy satisfecha por el apoyo que he recibido por parte de todos, sobre todo en esta época tan difícil.

"Para trabajar con la familia es importante poner voluntad. Intento aportar mi granito de arena, a la vez que tengo en cuenta la gestión que hizo mi tío Jesús”

¿En qué les está afectando la crisis económica?

En el sentido de que es necesario mucha más dedicación, innovación, hay que echar más horas. Afortunadamente todos entendemos que es necesario estar ahí, que tenemos que seguir ofreciendo nuevas líneas de productos, seguir innovando y evolucionando. No podemos quedarnos atrás.

Su nombramiento se produjo después de cierta tensión para que el anterior presidente dejara el cargo. ¿Era necesario el relevo generacional en Germaine de Capuccini?

Las empresas familiares son muy complicadas, ya que se mezcla trabajo y familia. Lo importante es que toda situación se pueda reconducir.

¿Qué se necesita para poder trabajar en familia?

Es importante poner voluntad. Yo soy conciliadora e intento poner mi granito de arena, a la vez que tengo en cuenta la gestión que hizo mi tío Jesús, porque trabajé a su lado durante los años en los que dirigió la empresa.

¿Qué le gustaría que aprendiera de usted la siguiente generación?

La entrega ala empresa. Soyuna persona a la que le gusta tener proyectos nuevos, y me gustaría saber transmitir ese sentimiento de dedicación a Germaine de Capuccini, tanto al equipo como a quien tome el relevo. Cuando deje de ser presidenta estaré en el consejo de administración y seguiré intentando que todo este sentimiento y el legado de mi abuela permanezca.

¿Qué objetivos tiene a medio y largo plazo?

Crecer, seguir con nuestra expansión internacional, abrir mercado en nuevos países. Por ejemplo, en Asia, donde ya estamos, o ampliar nuestra presencia en los países árabes. La crisis no puede pararnos porque seguimos innovando y ofreciendo productos y servicios nuevos constantemente. A nivel nacional hemos notado la crisis, pero lo compensamos con el mercado internacional, que ya supone el 60% de nuestras ventas. En 2009 facturábamos, por ejemplo, 22 millones de euros, y en 2011, hemos ingresado 21 millones. Podemos decir que nos mantenemos con mucho esfuerzo.

¿Han reducido plantilla?

Una de mis metas es intentar mantener los 150 puestos de trabajo que tenemos. Es difícil, pero lo estamos logrando. Las ventas se están manteniendo y nuestros clientes son muy fieles. Trabajamos más, pero contentos.

“Nuestro pilar fuerte es la innovación”

Tiene claro que si Germaine de Capuccini sigue siendo una marca deseada dentro de la alta cosmética es por el constante lanzamiento de productos para el cuidado de la piel. Uno de sus penúltimos lanzamientos ha sido Purexpert, un tratamiento natural cuya publicidad se encargó a la cantante Russian Red. “Nuestro pilar fuerte es la innovación y pretendo que siga siendo así”, afirma María Ángeles Vidal, que también confía en que a la cuarta generación le parezca atractiva la empresa. “Las raíces están ahí. Mi abuela, que es el alma de la compañía, hizo un buen trabajo con nosotros y quiero que siga siendo así”.

De hecho, la fotografía de la fundadora siempre está presente, incluso en los viajes. “La quiero siempre a mi lado, me da fuerzas y con ella consigo transmitir al cliente toda nuestra filosofía”. Germaine de Capuccini forma parte de la Asociación Española del Lujo Luxury Spain.

Normas