Los sindicatos alertan sobre un nuevo recorte en las prestaciones

Muface renovará el convenio sanitario a 1,2 millones de funcionarios

Hacienda se había comprometido a ampliar el actual concierto con un alza de la prima del 1,5%

Solo el 18% de los empleados públicos opta por el sistema nacional de salud

Funcionarios protestando contra la supresión de la paga extra de Navidad a finales de 2012
Funcionarios protestando contra la supresión de la paga extra de Navidad a finales de 2012

Muface, la mutualidad que agrupa a los funcionarios de la Administración General del Estado, autonómica y local adscritos a este régimen de Seguridad Social, anunció que ha iniciado las gestiones para la aprobación de un nuevo concierto de asistencia sanitaria a partir de 2014 para sus mutualistas y beneficiarios, según informaron a Europa Press fuentes próximas a la Mutualidad.

Una noticia que ha pillado a contrapié a los sindicatos, que alertan sobre un nuevo posible ajuste de las prestaciones a los funcionarios que optan por este sistema. Desde el sindicato CSI-F, el más representativo en la función pública, denuncian que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, se había comprometido con cuatro aseguradoras (Asisa, Adeslas, DKV, Sanitas e Igualatorio de Cantabria) a renovar en 2014 el actual concierto con un incremento del 1,5% del total de la dotación. La información hecha pública ayer por la mutualidad muestra que el nuevo concierto contará con la misma prestación que el anterior, lo que disparó todas las alarmas en los sindicatos. Desde CSI-F acusaron al Ejecutivo de haber dado por concluido de manera unilateral y de forma sorpresiva el concierto que mantenían con las aseguradoras sanitarias que participan en los modelos Muface, Mugeju (Mutalidad General Judicial) e Isfas (Instituto Social de las Fuerzas Armadas). “Una decisión que puede dar lugar a nuevos recortes en las prestaciones sanitarias de los funcionarios y comprometer a medio plazo el futuro de la mutualidad”, denuncian.

Ese mismo sindicato denunció a finales de 2012 el recorte que se produjo en las prestaciones, con la supresión, entre otras, de ayudas de podología, termalismo social para mayores o el programa de becas de estudio y residencia para mutualistas. Especialmente significativa fue la reducción del programa de ayuda para la adquisición de vivienda propia, que pasó de estar dotado con algo más de cuatro millones de euros a apenas 240.000 euros, lo que en la práctica supuso su desaparición.

Un presupuesto de 1.363 millones de euros

Muface presta servicio a un colectivo de 1,54 millones de personas, entre titulares y beneficiarios. De estas, 1,25 millones (el 81,92% del total) estaban adscritas a alguna de las cinco entidades privadas de seguro libre, mientras que el resto, 277.539 personas (el 18,08%) optaron por el sistema sanitario público.

En 2012, Muface contó con un presupuesto inicial superior a los 1.664 millones de euros, de los que la partida más importante se destinó a gastos de asistencia médica y prestación farmacéutica, que supuso el 81,92% del presupuesto (1.363 millones). La aportación que recibe del Estado apenas supera los 128.68 millones, por lo que mantiene su equilibrio patrimonial y presupuestario, gracias al remanente de tesorería de 445,34 millones de euros con el que terminó el pasado ejercicio.

Normas