El Plan Nacional de Turismo tiene una dotación de 1.800 millones

CEOE designa hoy a sus dos delegados en Turespaña para reforzar su poder

La irrupción de las Cámaras le ha restado fondos en el sector exterior

Los ajustes presupuestarios merman sus recursos para formación

El presidente de CEOE, Juan Rosell
El presidente de CEOE, Juan Rosell

La Comisión Permanente y el pleno del Consejo de Turismo de CEOE se reúne hoy por la mañana. Y no es un encuentro cualquiera, ya que el Ejecutivo dio el pistoletazo de salida el pasado viernes al Consejo Asesor de Turespaña, que será el encargado de diseñar y aplicar el Plan Nacional Integral de Turismo (PNIT), dotado con 1.800 millones de euros para cuatro años (2012-2016), en el que la patronal va a tener un papel relevante. El Consejo estará formado por seis representantes del sector público y cinco del sector privado.

De este último solo ha trascendido el nombre de Joan Gaspart, presidente de Husa Hoteles y del Consejo de Turismo de CEOE, que a su vez será el encargado de designar a título personal a otros dos miembros del sector privado, que ocuparán su cargo durante un año. Entre los nombres que se barajan, fuentes cercanas a la patronal dan por seguro el nombramiento de Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) y que el otro designado surgirá de entre los vicepresidentes del Consejo de Turismo, entre los que se encuentra Amancio López Seijas, presidente de la cadena hotelera Hotusa; Sebastián Escarrer, consejero de Meliá Hotels; Rafael Gallego, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes; Juan José Hidalgo, presidente de Globalia; Abel Matutes, presidente del grupo Matutes, y Miguel Mirones, presidente de CEOE en Cantabria y del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE).

El objetivo es participar en la toma de decisiones y la puesta en marcha del Plan Nacional Integral de Turismo (PNIT), la hoja de ruta diseñada por el Ejecutivo para tratar de reconvertir el modelo turístico de España y hacerlo más competitivo en los próximos cuatro años.

El interés de la patronal se centra en dos frentes. Por un lado tener voz a la hora de definir y participar en los cambios que se van a producir en el sector en los próximos años y por otro tener acceso a los fondos que se van a poner a disposición del sector público y privado para la puesta en marcha del PNIT. En total va a contar con una dotación de 1.800 millones de euros, de los que una parte podría ir a manos de la patronal. Un balón de oxígeno en mitad de un proceso continuado de recorte de ayudas públicas, que ha afectado a parcelas tan importantes como formación o sector exterior.

La formación generó unos ingresos para la patronal de 5.962 millones de euros en 2012, según las últimas cuentas auditadas por PwC. Esta cifra corresponde a los ingresos de las convocatorias de subvenciones para planes de formación de ámbito estatal en 2011 y 2012 y supone un 26,2% del total de los ingresos de la patronal. El importe será sensiblemente inferior este ejercicio, debido a que los fondos proceden del Ministerio de Empleo, que también se ha visto sometido a fuertes ajustes presupuestarios. De hecho, la partida consignada en los Presupuestos Generales del Estado para formación se limita a 1.704 millones.

Otra partida que sufrirá otra merma importante es la vinculada a la internacionalización a través de los fondos del ICEX. Aunque no se conoce su cifra exacta, están incluidas dentro de un paquete de ingresos por convenios de cofinanciación, que en 2012 se elevo a 1.955 millones, un 8,6% del total. Los ajustes en el ICEX auguran que la cifra para este año será menor. Aesta percepción puede contribuir el papel preponderante que el Ejecutivo quiere dar a las Cámaras de Comercio con la nueva ley que regirá su funcionamiento. Estas sociedades de derecho público, que han visto como su plantilla ha caído de 3.600 a 1.600 empleados, se van a encargar de la aplicación de la formación dual, de la promoción de las pymes en el exterior y de realizar labores de mediación y arbitraje para desatascar los juzgados.

La patronal muestra su “cambio de cara” a Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, clausura hoy la Asamblea General de la CEOE, en la que la organización empresarial hará gala de los cambios que ha efectuado para renovarse, empezando por la reforma que ha hecho de sus Estatutos y siguiendo con un nuevo Código Ético que permitirá apartar de sus cargos a los miembros de la patronal contra los que se dirija un proceso judicial.

La Asamblea de CEOE, máximo órgano de gobierno de la patronal, está compuesta por 806 representantes de organizaciones territoriales y sectoriales, y tiene entre sus competencias exclusivas la reforma de los estatutos, la aprobación de los programas y planes de actuación de la organización y la elección del presidente y a los vocales de la Junta Directiva.

Bajo el lema “Tiempo de valores, tiempo de personas”, la Asamblea de este año tratará también la memoria de actividades de la confederación y refrendará las cuentas correspondientes al ejercicio 2012. Según ha explicado la propia patronal, la reunión se dividirá en dos partes: una más interna, con la participación exclusiva de los miembros de CEOE, y otra con un cariz más institucional, en la que se reflexionará sobre la situación económica actual. En esta segunda parte intervendrán el presidente de la organización, Juan Rosell, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El nuevo compendio de “valores y pautas” fue aprobado por unanimidad en la Junta Directiva del pasado 17 de mayo y sustituye al vigente código en el marco de la reforma de los estatutos de la Confederación. Este no se aplicará hasta el próximo 1 de septiembre.

Normas