Reclaman un cambio radical en materia económica

Los sindicatos piden a Rajoy que defienda medidas de crecimiento

Cientos de personas participan en la manifestación de Madrid.
Cientos de personas participan en la manifestación de Madrid. EFE

Los sindicatos han pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que defienda en la cumbre de Bruselas políticas en favor del crecimiento y el empleo y no atienda los “cantos de sirena” que pretenden hacer desaparecer la legislación laboral y debilitar el sistema público de pensiones.

Así figura en el manifiesto de las movilizaciones de hoy con el lema “Por el empleo y la protección social. Por una Europa más social y democrática”, leído al final de la manifestación de Madrid por la secretaria de Política Industrial y de Servicios de CCOO-Madrid, Pilar García; la secretaria de Política Sindical y Sector Público de UGT-Madrid, Isabel Navarro; y la secretaria de Salud Laboral de USO-Madrid, Sara García.

CCOO, UGT y USO han pedido a Rajoy que “no desaproveche la oportunidad” y que defienda en esa cumbre el consenso social alcanzado sobre las pensiones hace apenas seis meses.

La manifestación de Madrid y las convocadas en una treintena de ciudades españolas se suman a las movilizaciones convocadas por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) en todos los países de la UE.

Según el manifiesto, ya es “palpable” el fracaso de las políticas económicas en la UE, que no han servido para arreglar ningún problema, sino para agravar los que ya existen y crear otros nuevos.

Esas políticas, cuyo fracaso en el caso de Grecia ya ha reconocido el Fondo Monetario Internacional, obedecen a una “ideología concreta” y están al servicio de los grandes intereses financieros y especulativos.

Ello está llevando a Europa a un “suicidio económico” y a un desastre social “de proporciones incalculables”.

El manifiesto agrega que si los resultados en Europa son malos, en España son “dramáticos” porque hay 6,2 millones de parados, seis de cada diez jóvenes no encuentran empleo, hay dos millones de hogares con todos sus miembros en paro y el 27% de la población está en el umbral de la pobreza.

A ello se añade el deterioro de los servicios públicos y el Estado de bienestar, los recortes en educación, dependencia, servicios sociales y justicia.

Los sindicatos consideran que la situación no se resuelve con el contrato único, con minijobs, con salarios mínimos para jóvenes ni reduciendo pensiones.

Ante esta situación, instan a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE que la cumbre de los días 27 y 28 sirva para dar un cambio de rumbo y que las instituciones europeas “se sacudan su incapacidad manifiesta” para hacer frente a los “dictados” de Alemania.

Además, urgen a que de forma urgente se acometa un plan de choque de inversiones, planes de empleo para los jóvenes, se asegure la financiación de países y empresas con garantías de los estados y del BCE y que la reforma de la UE incorpore una “fuerte dimensión social”.

Los sindicatos afirman que son muchos, están unidos y tienen alternativas a las actuales políticas y, por ello, exigen un programa de recuperación europeo para restaurar el crecimiento sostenible y combatir el paro.

También que se ponga fin a los recortes en el gasto público, la protección social y los salarios; un cambio del modelo productivo que no se base en aumentar la competitividad con bajos salarios y condiciones laborales precarias.

Además piden reforzar las redes de protección social para quienes lo están pasando peor y preservar el consenso sobre el sistema público de pensiones.

Normas
Entra en El País para participar