Europa todavía está “sufriendo” la segunda recesión

Almunia espera que Europa salga de la recesión en dos o tres trimestres

El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, durante la conferencia que ha ofrecido en Málaga titulada "Cómo crecer?: Dilemas económicos y políticos".
El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, durante la conferencia que ha ofrecido en Málaga titulada "Cómo crecer?: Dilemas económicos y políticos". EFE

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, confía en estar “saliendo en dos o tres trimestres” de la recesión, que está creando un “círculo perverso” entre los problemas de los estados de la UE, de la deuda pública, los presupuestos y del sistema financiero.

Durante la conferencia coloquio “¿Cómo crecer?: Dilemas económicos y políticos”, organizada hoy en Málaga por Unicaja y Diario Sur, Almunia ha señalado que Europa todavía está “sufriendo” la segunda recesión, que comenzó a manifestarse a principios de 2010 cuando Grecia perdió acceso a los mercados y a otros países de la zona euro les costó mucho más caro financiarse.

Según Almunia, España es un ejemplo de “círculo perverso” del sector privado hacia el público, ya que los problemas derivados de la burbuja inmobiliaria hubiesen llevado a la desaparición de parte del sistema bancario si el sector público no hubiese acudido “al rescate”.

De esta manera, parte de los problemas, como insuficiencia de financiación y exceso de endeudamiento, han pasado del sector privado al público, y la deuda pública española sobre el Producto Interior Bruto (PIB) crece mucho más rápido que la de otros países, aunque en el origen de la crisis estuviera en unos niveles más bajos que la media europea, ha explicado.

Tras señalar que en otros países, como Grecia, el círculo se inicia en sentido contrario, del sector publico al privado, ha asegurado que “no hay solución privada si no se sanea el sector público” y viceversa.

En cuanto a las acciones para favorecer el crecimiento económico, el comisario europeo ha manifestado que la “peor receta” para intentar asegurar una política de crecimiento es “estar dispuesto a endeudarse simplemente para pagar la deuda que se contrajo en años anteriores”.

“Endeudarse para pagar el servicio de la deuda es una bola de nieve que acaba con quien lo practica”, ha referido, y ha invitado a “rechazar esa tentación” porque “a corto plazo puede servir para sobrevivir” pero a medio plazo “los plazos rotos hay que pagarlos”.

Además, ha dejado claro que el crecimiento “no llega espontáneamente”, de la misma forma que “la lluvia no llega por que se saque a la patrona del pueblo en procesión”, ha ejemplificado, y ha añadido que tampoco lo hace “simplemente por pedir o por hacer previsiones económicas”.

Para que se produzca es preciso sanear los desequilibrios actuales, eliminar en la medida de lo posible las “restricciones” existentes y poner en marcha políticas que “alimenten los motores que se han apagado con la crisis o que no existían antes”, ha apuntado.

En este sentido, ha asegurado que “de antemano” se sabe que en España había un motor que funcionaba “a toda potencia”, el de la burbuja inmobiliaria, que daba crecimiento, empleo e ingresos, pero “no era sostenible”.

Este motor “se ha gripado” y se ha evaporado el crecimiento y los ingresos, y se han destruido los empleos que había generado, ha subrayado el comisario.

Sobre las dificultades de acceso al crédito, el vicepresidente de la CE ha dicho que no le parece lógico pedir que den más crédito a aquellos bancos “que están más enfermos”.

Almunia, que ha recordado que el dinero prestado al FROB para la reestructuración bancaria ha ido a parar a las entidades que más dificultades tenían para recapitalizarse -que representan el 20 % del sistema español-, ha invitado a los “sanos a que presten más que los enfermos, sobre todo durante una temporada”.

Normas