Por la compra City National Bank de Florida en 2008

Las razones del juez Silva para encarcelar a Blesa

El juez Elpidio José Silva, a su entrada en el juez de Plaza Castilla
El juez Elpidio José Silva, a su entrada en el juez de Plaza Castilla EL PAÍS

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Madrid Elpidio José Silva acordó ayer el ingreso en prisión incondicional de Miguel Blesa en la causa en la que investiga la compra del City National Bank (CNB) de Florida (EE UU) por parte de Caja Madrid en 2008. Aunque el juez había sido apartado temporalmente de otra causa contra Blesa (por el crédito que Caja Madrid concedió al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán), Silva continúa al frente de la investigación por la compra del banco de Florida ya que la petición de recusación por esta causa aún no se ha tramitado.

El juez imputa al ex presidente de Caja Madrid los cargos de administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental. Estos son los argumentos del juez para ordenar la vuelta ala cárcel de Miguel Blesa:

1. Las diligencias podrían verse afectadas. En el auto el juez indica que, según los últimos indicios aportados existe un “significativo agravamiento de la pena imputable” hasta el momento al exbanquero y que su situación es la de estar “muy involucrado en el título imputatorio”. Según el juez Silva, la prisión se justifica porque si Blesa “permanece en libertad” puede realizar acciones que afecten la práctica de nuevas pruebas y aún hay diligencias de investigación pendientes que quedarían “muy seriamente afectadas”.

2. Nuevos indicios: correos electrónicos:. Los “nuevos indicios” son unos correos electrónicos que el 23 de octubre de 2008, pocos días antes de la compra, se intercambiaron Blesa y el exdirector financiero de la caja, Ildefonso Sánchez Barcoj, a raíz de una información periodística en la que se afirmaba que la operación podía encarecerse si se hacía en dólares.

“Como sabes cubrimos en su momento no solo la totalidad de las dos compras (la de CNB y la de la entidad mexicana Hipotecaria Su Casita), sino 100 kilos más por si se ponía algo a tiro”, escribió Sánchez Barcoj, según informa Efe.

Blesa contestó: “(...) No era solo el encarecimiento, sino el límite de autorización por la Comunidad de Madrid. Deja que alguien entre al trapo, le daremos un buen pase. Moraleja: hazle a todo la prueba de stress, lo que puede salir mal sale mal y si sale mal... ni te cuento”.

Para Silva, estos mensajes “se refieren a que ambos imputados querían eludir el control administrativo de la operación, 'dar un pase' a quien pudiese obstaculizar tal proceder, actuando al margen de los adecuados protocolos bancarios, aceptando los males posibles y confiando a la pura fortuna que tales males o perjuicios no se produjesen”.

Según el juez, su interpretación se ve confirmada por la respuesta de Sánchez Barcoj en un nuevo correo en el que dice: “Como ves te hicimos caso... Y más!”.

3. Versión de Blesa “no creíble”. El juez, que citó de urgencia a Blesa para interrogarle sobre el contenido de esta correspondencia entre él y el que fuera su director financiero, aportada a la causa por la Guardia Civil, considera la versión de Blesa sobre esta operación “abiertamente no creíble”. Es más, afirma que "más que aclarar una posible versión de descargo, incide profundamente en su participación en los hechos imputados".

Según la acusación particular, que es la única que ha solicitado la medida cautelar de prisión -la Fiscalía se ha opuesto-, Blesa y Bacoj han incurrido en múltiples contradicciones a la hora de explicar el significado del citado correo electrónico. Para la defensa del exbanquero, en este documento se habla tan sólo de una posición de tesorería (en dólares) común en este tipo de operaciones, en ningún momento de una disposición de dinero.

4. Caja Madrid eludió controles: Según indica también el auto, Blesa ha sido preguntado por un informe del Banco de España de 2010 en el que se afirmaría que Caja de Madrid eludió los preceptivos controles de la Comindad de Madridpara realizar la operación de compra del City National de Florida. Blesa calificó este informe de “tendencioso” durante su comparecencia ante el juez. El informe del supervisor detalla que se fraccionó la operación mediante una primera compra del 87% del banco de Miami y más tarde el 13%. El objetivo de este movimiento habría sido, según el juez, eludir los controles que son obligatorios al "al fraccionar artificiosamente la operación".

Normas