Pasa de ingresar 3.740 millones a 10.455 millones en cinco años

El comercio electrónico se dispara en España un 180% desde la crisis

El cuarto trimestre de 2012 marcó un máximo histórico al superarse los 40 millones de transacciones

El comercio electrónico bate nuevos récords en España.
El comercio electrónico bate nuevos récords en España.

El comercio electrónico batió un nuevo récord de facturación en 2012 tras ingresar, entre enero y diciembre, 10.455 millones de euros. Esta cifra es un 13,6% superior a la que se registró en 2011 y nada menos que un 180% superior a la de 2007, año en que arrancó la crisis. Según los datos del Informe de comercio electrónico de la CMT, que contabiliza las compras realizadas por internet mediante tarjeta de crédito o débito, en el cuarto trimestre, se alcanzó un nuevo máximo histórico al superarse los 40 millones de transacciones. El dato, que fue exactamente de 41,5 millones, está muy lejos de los 13,1 millones de operaciones que se hicieron en el mismo periodo de 2007.

No obstante, el estudio muestra que entre octubre y diciembre de 2012 se experimentó una leve desaceleración, ya que los ingresos fueron inferiores (un 1,8% menos) que los del trimestre anterior, hasta los 2.656 millones de euros. Si se mira este dato de forma interanual, el crecimiento sería de un 10,6%.

Por facturación, en el conjunto del año las agencias de viajes y el transporte aéreo ocuparon el primer y segundo puesto respectivamente. Entre ambos, sumaron un 25,7% de los ingresos totales del comercio electrónico.

Igualmente, en el cuarto trimestre, el turismo copó los primeros puestos. Las tres ramas principales de este sector (agencias de viaje, transporte aéreo y terrestre) sumaron el 26,1% de los ingresos, aunque su peso se redujo en más de dos puntos respecto a 2011, cuando representaron el 28,55% del total. El marketing directo (con un 6,2%) se situó en la tercera posición.

En cambio, si se mira por número de operaciones, el primer puesto del ranking, con un 11,7% del total de transacciones, lo ocuparon los discos, libros, periódicos y papelería. En un año, el número de operaciones se ha multiplicado por cinco, aumentando en casi 10 puntos el porcentaje, hasta generar un total de 4,85 millones de transacciones.

En el cuarto trimestre del pasado año, las transacciones de comercio electrónico dentro de España supusieron un 42,9% del volumen del negocio total, mientras que las operaciones desde España con el exterior, un 44,2%. La balanza comercial española (lo exportado menos lo importado) resultó nuevamente negativa entre octubre y diciembre, según la CMT. Concretamente, el déficit alcanzó los 833,2 millones de euros. Esto se debe a que la facturación de las compras desde el exterior a comercios españoles fue de 341,8 millones de euros (el 12,9% del total), muy inferior a lo que los españoles compraron fuera.

Más desfavorable para el comercio electrónico resulta la distribución geográfica por número de operaciones. En este caso, el número de transacciones de españoles que compraron en el exterior representaba el 54% del total (22,4 millones de operaciones), por lo que superaba al número de operaciones de españoles que compraron en comercios españoles, el 39,1% del total. Además, con 2,84 millones de operaciones, el peso de la exportación fue de un 6,8% del total de transacciones.

 

Operaciones desde España y desde el exterior

Las transacciones por comercio electrónico desde el exterior con España en el cuarto trimestre registraron un incremento interanual del 15,4% y la UE fue el área geográfica que compró de forma electrónica más bienes de nuestro país. En concreto, los países de la UE-27 gastaron un total de 260,8 millones de euros en España a través del ecommerce, lo que representó un 76,3% del total. América Latina ostentó el segundo puesto por gasto, con 24,4 millones (un 7,1% del total), y el área Cemea (países de Europa Central, Oriente Medio y África), con 22,4 millones, supusieron el 6,5%.

Por su parte, el volumen de negocio de las transacciones desde España con el exterior aumentaron un 12,7% y la UE fue el destino preferido para realizar compras en el extranjero. Un 89,3% del total. EE UU fue el segundo destino elegido por los consumidores españoles, con un volumen de 58,3 millones y el 5% del importe total. Los países del área Cemea, Asia-Pacífico y América Latina fueron terceros, cuarto y quinto.

Normas