Cotiza a ratios más caros que sus competidores

Qué deben saber sobre Bankia sus recién estrenados accionistas

Los analistas ven una opción clara de compra por debajo de los 0,5 euros

Su descuento es del 35%, inferior a otros bancos domésticos, lo que augura nuevas caídas

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

Las acciones de Bankia comenzaron ayer una nueva andadura como entidad finalmente capitalizada, en la que poder plantearse competir con el resto de bancos domésticos españoles por el favor de los inversores. La jornada en la que se estrenaron 11.500 millones de nuevos títulos de la entidad no deparó el derrumbe bursátil que podría haberse esperado y que, en buena parte, ya se había ido escalonando en las jornadas precedentes. Y no arrojó por tanto la oportunidad que muchos inversores aguardan para entrar a precio de ganga, en el nivel de los 0,4 euros. Una cota que, una vez marcada en la apertura, propició la posterior entrada de dinero con la que establecer un suelo para el valor y con la que contener descensos adicionales.

Según explica JPMorgan, una de las entidades que hace casi dos años actuaron como colocadoras en la salida a Bolsa de Bankia, el valor vuelve a ser ahora una opción de inversión, si bien establece un precio objetivo de 0,45 euros, inferior al cierre de ayer. De hecho, el banco estadounidense apunta una evidencia que es común entre el conjunto de firmas de análisis, que Bankia cotiza con unos ratios que la hacen más cara que sus comparables más directos. Así, el precio de cierre de ayer implica un descuento de alrededor del 35% respecto al valor en libros, calculado en 0,90 euros por título. Y esto contrasta con el descuento del 50% de Sabadell, del 46% de Popular o el 47% de CaixaBank.

A 0,4 euros por acción sí le vemos potencial al valor. Se estabilizará en los próximos días”, apunta Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, para quien Bankia debería cotizar en línea con el resto de entidades domésticas españolas. Es decir, con un descuento superior. Santander y BBVA, gracias a su diversificación internacional, se desenvuelve en otra liga, con respectivos descuentos respecto a su valor en libros del 20% y el 9,6%, mientras que Bankinter, rara avis entre la banca doméstica nacional, cotiza con un descuento que no llega al 25%, desmarcándose por tanto del castigo bursátil que recibe el resto de entidades domésticas.

Como el resto de entidades financieras, Bankia ha cumplido con los criterios de saneamientos marcados por el Gobierno, lo que ha desencadenado su rescate. pero, a juicio de algunos analistas, ha ido incluso más allá y ahora disfruta de una cartera crediticia con mayores coberturas, aunque haya también quien puntualice que la cartera de riesgos de la entidad presenta peculiaridades que la hacen difícilmente comparable en términos homogéneos.

BANKIA 1,11 0,59%

JPMorgan afirma que Bankia tiene los mayores niveles de cobertura de riesgos crediticios del sector. Señala, sin embargo, que la reciente petición del Banco de España para que las entidades reclasifiquen sus créditos refinanciados –con el objetivo de aflorar la morosidad oculta–, junto con la revisión de la calidad de activos que prepara el BCE para el conjunto de la banca europea –preludio para un nuevo test de estrés en 2014–, exigirá nuevas provisiones. A Bankia y al conjunto del sector, sin pasar por alto que este nuevo requerimiento encuentra a la entidades financieras españolas en un momento difícil para la generación de beneficios.

Un descuento que, a juicio de los analistas, debería ser mayor y el desafío de nuevas provisiones son por tanto las coordenadas que los nuevos accionistas de Bankia no deben perder de vista. “El sector financiero es lo que es y Bankia está inmersa en un profundo proceso de reestructuración con el que prevé un beneficio neto de 1.200 millones de euros en 2015 que hay que ir viendo”, añaden en Renta 4.

Basilea III plantea un desafío adicional. Los activos fiscales diferidos dejarán de computar como capital, lo que para Bankia supondrá rebajar su ratio core Tier 1 del 10,1% al 6,7%, aunque haya diez años para encajar paulatinamente el golpe.

Normas
Entra en El País para participar