La Unión Europea encadena dos trimestres consecutivos de caída

Los ajustes hunden a la zona euro en su segunda recesión

La economia de la UE de los 27 cae por segundo trimestre consecutivo

Francia entra también en recesión mientras Alemania crece un 0,1%

 La economía de la eurozona volvió a caer en el inicio de 2013, según los datos publicados ayer por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística. Con el retroceso del 0,2% en el primer trimestre, acumula ya año y medio sumida en la recesión, el periodo más largo de su historia, superando incluso los cinco trimestres negros entre 2008 y 2009 conocidos como la Gran Recesión.

Prácticamente todas las grandes economías europeas vuelven a tropezar en el comienzo del año. Alemania es la única que crece (un aumento trimestral del 0,1%), superando así el traspié del último tramo del año pasado (-0,7%). Los impulsos para la economía germana vinieron casi exclusivamente del consumo privado mientras que el comercio internacional apenas tuvo incidencia. La depresión de la demanda de sus socios europeos se traduce en que tanto las exportaciones como las importaciones alemanas tuvieron una tendencia a la baja.

Francia, la segunda economía europea, resbala también y cayó oficialmente en recesión al acumular dos trimestres consecutivos de caída. El hundimiento de la demanda interna y de los intercambios comerciales justifican ese desplome. La oficina europea de estadística Eurostat confirmó un retroceso para la economía española del 0,5%, acumulando cinco trimestres en negativo. La única buena noticia es que, al igual que en el cómputo europeo, la cifra resulta más moderada que la del cierre de 2012, cuando el PIB se dejó tres décimas más.

La receta de austeridad extendida por todo el continente está haciendo mella en la ansiada recuperación económica. La propia Comisión Europea (CE) decidió recientemente permitir una leve tregua en el calendario de ajustes y ampliar los plazos exigidos a los países para alcanzar los equilibrios marcados. España y Francia se han beneficiado de este respiro y tendrán dos años más, hasta 2016, para llegar al 3% de déficit. El hundimiento de la zona euro en su segunda recesión no evitó que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, se saliera ayer ni una línea del guion preestablecido. “Claro que estamos decepcionados porque los resultados económicos están por debajo de nuestras expectativas”, afirmó el político portugués en una rueda de prensa conjunta con el presidente de Francia, François Hollande. Pese a ello, siguió defendiendo la validez de la estrategia de consolidación fiscal y reformas impulsada desde Bruselas. “Contraponer austeridad y crecimiento es una simplificación”, dijo.

Los ajustes hunden a la zona euro en su segunda recesión

Adelantar el plan contra el paro juvenil

Barroso planteó la posibilidad de adelantar la aplicación del fondo de 6.000 millones para combatir el paro juvenil, previsto para 2014 y del que España es el principal beneficiario. “Queremos examinar cómo anticipar ese desembolso para ayudar al empleo juvenil”. Este fondo incluye la garantía juvenil, que fija que todos los menores de 26 años deben tener acceso a trabajo o formación en un máximo de cuatro meses tras quedar en paro. El presidente de la CE no hizo ninguna referencia al New Deal que París y Berlín a han diseñado para gastar hasta 60.000 millones a través del BEIen créditos blandos a las empresas que contraten menores de 25 años. Está previsto que se haga público a final de mes.

Normas