ANÁLISIS

La fiesta continúa

El primer cuatrimestre ha sido el mejor en ocho años

En abril continuó la nueva tendencia de ventas netas positivas que viene disfrutando la industria nacional desde comienzos de año. De hecho, de acuerdo con Inverco, se registraron varias efemérides en este arranque del año. Una sería que este cuatrimestre habría sido el más positivo en suscripciones netas en fondos desde el primer cuatrimestre de 2005, justo ahora hace ocho años, cuando nos situábamos en uno de los momentos cénit de la industria. Otra, que el aumento de patrimonio gestionado en fondos domésticos en abril se acercó a los 3.000 millones de euros, la cifra más alta desde febrero de 2006, hace ahora siete años.

Sin embargo, tanto el origen del movimiento (el cambio de política de comercialización de productos de la banca) como el destino del dinero (categorías con potencial de rentabilidad baja y riesgos más elevados de los aparentes), nos lleva a ser menos entusiastas que lo que los números sobre el papel pudieran indicar. En efecto, fondos monetarios, de renta fija a corto plazo y de renta fija a vencimiento siguieron siendo las categorías que lideraron las suscripciones en abril.

En abril, el patrimonio bajo gestión se incrementó en cerca de 3.000 millones

La fiesta se extiende también al segmento de fondos internacionales. En este caso, no se trata de algo reciente sino que este mercado lleva ya varios años disfrutando de entradas netas de dinero por parte de los inversores españoles, tras el retroceso por efecto de la crisis en 2008. Así, el patrimonio total en España gestionado por estos fondos podría haber alcanzado el récord de 58.000 millones de euros. La mayor parte del incremento en el primer trimestre del año correspondería a suscripciones netas de los inversores por valor de 4.000 millones de euros. Para que se haga una idea del calibre de este desarrollo, los fondos internacionales representarían ya el 30% del total del dinero en fondos en España. Además, las comparativas con los mercados de referencia en Europa comienzan a situarnos como uno de los mercados que los grandes gestores de activos internacionales deben considerar seriamente.

En todo caso, no se puede olvidar que el fuerte aumento patrimonial tiene también un destacado componente de mercado. Las revalorizaciones en la mayor parte de clases de activos han permitido obtener ganancias generalizadas a una mayoría de fondos. En abril, la rentabilidad media simple en euros del conjunto de más de 6.000 fondos de inversión registrados para su venta en España (más de 22.000 si consideramos todas las clases) fue de un 0,47%. Ello sitúa la rentabilidad acumulada media en los cuatro primeros meses del año en el 3,98%. El espectacular comportamiento de los activos de riesgo clásicos como renta variable y renta fija con riesgo (que está incluso superando con creces los sueños de los más optimistas) está detrás de estos excelentes guarismos.

Los fondos internacionales suponen ya el 30% del mercado español

En su conjunto, los fondos de renta variable tuvieron un mes claramente más modesto que los anteriores (un 0,28% de rentabilidad media), pero acumulan en el primer cuatrimestre una plusvalía promedio del 6,92%. Los ganadores de abril fueron los fondos de renta variable de países periféricos europeos como España (un 6,02%) y de nuevo los fondos de Bolsa japonesa (muy cerca del 6% en el mes y más del 20% en el año). Los perdedores no podían ser otros que los fondos de Bolsa del sector oro, con un desplome medio de algo más del 20%, lo que sitúa la minusvalía media acumulada en 2013 por encima del 30%.

Por el lado de los fondos de renta fija, los triunfadores fueron los de renta fija euro con vencimientos medios y largos, en particular aquellos con enfoque en la deuda de países periféricos. Otras clases de deuda de alto riesgo, como la emergente y la corporativa de alto rendimiento en euros, también se situaron en la parte más alta de la clasificación de rentabilidades. Los perdedores fueron los fondos de renta fija internacional en general por efecto de la apreciación del euro respecto a algunas de las principales divisas.

Europa, a buen ritmo

Lo más destacado en el mercado europeo es que las suscripciones continúan a buen ritmo (30.000 millones y por octavo mes consecutivo superan los 20.000 millones, según Lipper) y que los fondos de renta fija siguen dominando las mismas. Por tanto, la tan cacareada rotación de bonos a acciones sigue sin producirse en el mercado de los fondos. También resulta interesante constatar que dentro de la renta variable son las categorías con más riesgo potencial –small caps, emergentes o Japón– las que mejor desempeño registran en ventas. Destaca el segmento de pequeñas compañías que, con casi 7.000 millones de entradas netas en su conjunto, alcanza un récord desde que Lipper comenzó a analizar estos datos en 2002.

Normas
Entra en El País para participar