La entidad partió de 1.500 despidos y los sindicatos de un tope de 1.100

El ajuste pactado en Ceiss reduce las salidas a 1.230 empleados

El preacuerdo ha sido firmado por UGT y Csica, con el 71% de la representación sindical.

El pacto prevé un recorte salarial estructural del 9% sobre los ya aprobados.

Varios efectivos de la policía ante una manifestación llevada a cabo para rechazar los despidos que planeaba el Banco Ceiss. EFEArchivo.
Varios efectivos de la policía ante una manifestación llevada a cabo para rechazar los despidos que planeaba el Banco Ceiss. EFE/Archivo. EFE

La dirección de Ceiss y los representantes sindicales de UGT y Csica alcanzaron un principio de acuerdo a última hora de ayer que reduce a 1.230 el número de empleados afectados por el ajuste laboral que afronta la entidad como paso previo a su previsible fusión con Unicaja.

El pacto se sitúa en un punto de equilibrio entre las posiciones de partida de ambas partes. Si bien la entidad abrió el proceso de negociación reclamando 1.502 salidas, la cifra fue disminuyendo hasta los 1.320 afectados al inicio de la cita de ayer. Los sindicatos, por su parte, acudieron con un tope máximo de 1.100 afectados.

El preacuerdo no cuenta, de momento, con el apoyo de las otras dos grandes formaciones sindicales presentes en la entidad, CC OO y la Unión de Empleados de Ahorro (UEA), que tendrán hasta las 20.00 horas del próximo lunes para decidir si se suman al pacto.

Con todo, el 71,05% de la representación de la plantilla ha ratificado el pacto gracias al 43,86% de peso de UGT y el 27,19% de Csica.

Una vez ratificado el acuerdo definitivo, los empleados tendrán un plazo de 15 días para adscribirse al plan de bajas voluntarias. Estas varían en función de la edad de cada trabajador.

Así, a partir de los 60 años cumplidos en 2013, la indemnización será de 20 días por año trabajado y un tope de 12 mensualidades. A partir de los 57 años, se fija una indemnización por el 60% del salario bruto multiplicado por el número de años que va desde la extinción del contrato a los 63 años, más dos ejercicios. El tope anual es de 40.000 euros.

Para los trabajadores con 56 años las condiciones son las mismas pero el convenio especial con la Seguridad social y la indemnización solo se alargan hasta que cumplan 62 años.

Los trabajadores de otras edades recibirían una indemnización de 30 días por año de trabajo y 22 mensualidades como límite más una prima de 700 euros por año de contrato y 20.000 euros.

Los despidos forzosos hasta completar las 1.230 salidas previstas se pagarán a 25 días por año y 16 mensualidades, que serían compensadas hasta los 30 días de salario con 20 mensualidades si el afectado no recibe una oferta de trabajo indenfinido en los 18 meses siguientes a su salida. Además, el preacuerdo recoge la posibilidad de aprobar suspensiones de contrato hasta los 1.200 empleados

Rebaja salarial

En paralelo, los empleados que permanezcan en Ceiss y que previsiblemente terminen trabajando para Unicaja pasarían a la entidad malagueña con una rebaja estructural de su salario del 9%, que se suma a las que ya ha sufrido la plantilla en los últimos años. Todos los complementos funcionales no previsto en convenio se recortarán un 30%.

También se suspenden las aportaciones al fondo de pensiones y otros beneficios sociales de forma temporal.

Este ahorro de costes previo era una de las condiciones impuestas por Braulio Medel, presidente de Unicaja, para terminar aceptando la dilatada fusión entre Ceiss y su entidad, proceso que se alarga ya más de dos años.

Normas
Entra en El País para participar