Mensaje al BCE tras revisar de nuevo a la baja sus previsiones de crecimiento

Bruselas reclama una intervención urgente contra la crisis del paro en Europa

"Debemos hacer todo lo que sea necesario para superar la crisis del desempleo", dice Rehn

El vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, el 3 de mayo de 2013 durante la conferencia de prensa.
El vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, el 3 de mayo de 2013 durante la conferencia de prensa. REUTERS

“A la vista de la prolongada recesión, debemos hacer todo lo que sea necesario para superar la crisis del desempleo en Europa”, ha señalado en rueda de prensa el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, tras presentar unas previsiones de primavera que empeoran los datos de crecimento en casi todos los países, incluida España, en relación las previsiones de invierno de solo dos meses y medio.

La eurozona caerá una décima más este año, hasta el 0,4% este año. Y el deterioro se extiende al conjunto de la UE que pasa de un dato positivo del 0,1% a la misma cifra pero en negativo.

El impacto del desempleo de esta evolución, según la CE, será tremendo, entre otras cosas, porque incluso si se inicia la recuperación, tardará en llegar al mercado laboral. Para países como España, la previsión de Bruselas da un sexto año consecutivo de destrucción de empleo. Las cifras son igual de pavorosas en los países rescatados (Grecia, Chipre y Portugal). Pero el mal se propaga al resto de la zona euro y de la UE. En Holanda, la tasa de paro se ha doblado desde el comienzo de la crisis, en Italia ha aumenado un 50% y Francia romperá su propio record de nuevo en 2014.

El deterioro alcanza tal nivel que Rehn ha urgido medidas urgentes, en un grito de alarma que recuerda a la frase del presidente del Banco Central Europeo en julio de 2012. Mario Draghi prometió entonces hacer todo lo que hiciera falta para preservar la unidad del euro, unas palabras que contribuyeron a calmar los mercados.

Y la similitud no es casual, porque la plegaria de la Comisión a dirigida especialmente a Draghi. “Cada institución europea tendrá que hacer todo lo que esté a su alcance dentro de su mandato”, ha urgido Rehn, en un mensaje clarament dirigido a Fráncfort, la única institución europea que dispone de margen para actuar.

El BCE lleva meses estudiando medidas de estímulo, pero que se muestra incapaz de recurrir a instrumentos más allá de una bajada de tipos de interés que, según los expertos, ya no tiene ningún efecto en la economía real.

Normas