La CE sitúa el déficit español en el 6,5% en 2013 y en el 7% en 2014
El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, a su llegada a una reunión de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo el 25 de abril de 2013.
El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, a su llegada a una reunión de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo el 25 de abril de 2013. EFE

Bruselas empeora las previsiones para España en 2013 y mejora las de 2014

Nuevo jarro de agua fría sobre las previsiones económicas elaboradas por el Gobierno de Mariano Rajoy. La Comisión Europea (CE) ha rebajado sus previsiones para la economía de España en 2013 y espera que su Producto Interior Bruto (PIB) retroceda el 1,5% este ejercicio, frente al 1,3% esperado por España. Eso sí, es más optimista que el Ejecutivo para 2014: para el próximo año, el departamento que dirige Olli Rehn cuenta con 0,9% de crecimiento sin tener en cuenta el efecto de los ajustes que se apliquen, frente al 0,5%. En sus proyecciones de febrero, la CE estimaba que la economía española se contraería el 1,4% durante este año y que crecería el 0,8% en el próximo.

En 2014, la economía volvería a repuntar, con un aumento del 0,3% del PIB en el primer trimestre, del 0,4% en el segundo y del 0,5% tanto en el tercero como en el cuarto. Sin embargo, el Ejecutivo comunitario subrayó que estas proyecciones están basadas en la situación actual y sin considerar el impacto que puedan tener nuevos ajustes sobre la economía.

La situación financiera “probablemente seguirá arrastrando el crecimiento económico en el futuro próximo”, pesando sobre el consumo y la capacidad de inversión privada, lo que dejará a las exportaciones como la “única fuente de crecimiento”

Déficit
En lo que respecta al déficit, Bruselas empeora todas las previsiones formuladas por Madrid. La Comisión prevé que el dato español se sitúe este año en el 6,5% del PIB y alcance el 7% en 2014, sin tener en cuenta futuros ajustes. El Gobierno español prevé en su programa de estabilidad un saldo negativo del 6,3 % del PIB para 2013 y del 5,5 % en 2014. Es decir, un punto y medio de diferencia el próximo año. Es decir, España no alcanzará ni siquiera los nuevos objetivos de déficit.

La CE indica que España bajará su déficit al 6,5% en 2013, gracias a “medidas discrecionales de aproximadamente el 2,5% del PIB que deberían compensar el impacto presupuestario negativo de la recesión continuada y el envejecimiento de la población”.

Por su parte, el elevado déficit de España, un crecimiento nominal bajo y el impacto de la recapitalización de la banca harán que la deuda pública se dispare al 91,3% del PIB en 2013 y al 96,8% en 2014, estima la CE, que mejora así sus cálculos de febrero. En sus previsiones macroeconómicas de invierno, el Ejecutivo comunitario situaba la deuda española para este año y el próximo en el 95,8 % del PIB y en el 101 %, respectivamente.

De esta manera, las proyecciones de la CE se ajustan bastante a las del Gobierno español en su programa de estabilidad, en el que prevé unos niveles de deuda del 91,4 % en 2013 y del 96,2 % en 2014.

Desempleo

En las previsiones macroeconómicas difundidas hoy, el Ejecutivo comunitario también refleja un mayor incremento del desempleo este año respecto al previsto en febrero, y apunta a que en 2013 se cierre en el 27%, para descender al 26,4% en 2014.

La Comisión Europea también ha agravado ligeramente sus previsiones sobre el empleo respecto a febrero, al considerar que éste continuará creciendo en 2013 hasta alcanzar el 27 %, un máximo que sitúa al país a la cabeza de la UE con Grecia.

Esta cifra se acerca a las estimaciones del Gobierno español, que considera que la tasa de paro podría llegar al 27,1 % este año, para descender al 26,1 % en 2014, año en que Bruselas espera también que se reduzca el desempleo hasta el 26,4%. La moderación salarial y el “fuerte” crecimiento de la productividad laboral reducirán más aún los costes laborales unitarios a lo largo de este año.

.

Normas