La medida contempla 350 despedidos

La Audiencia Nacional da luz verde al ERE de Paradores

La Audiencia Nacional ha ratificado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) acordado entre Paradores de Turismo de España y CCOO y UGT, que contemplaba 350 despidos frente a los 644 inicialmente previstos, al considerar que concurren las causas económicas alegadas, según ha informado la empresa.

En una sentencia, la sala de lo social, que rechaza las demandas de impugnación del ERE de los sindicatos minoritarios CUT (Central Unitaria de Traballadores/as) y CGT, así como el Comité de Empresa de Santiago de Compostela, considera que este acuerdo redujo sustancialmente el número de despidos.

Con esta decisión, la Audiencia Nacional confirma la concurrencia de todas las causas económicas y productivas alegadas por la empresa para el despido colectivo, rechazando las infracciones que denunciaron los demandantes, señala Paradores en un comunicado.

De esta forma, la sentencia entiende que las medidas adoptadas han sido proporcionadas de acuerdo con el fin perseguido, el de garantizar la viabilidad de la sociedad.

Además, estima que el periodo de consultas fue un proceso de negociación de buena fe que minoró las extinciones y evitó el cierre definitivo de 7 paradores, a cambio de pactar medidas de flexibilidad interna.

La resolución establece que la empresa cumplió todos los requisitos formales, y que la negociación se llevó a cabo con el acuerdo de aquellos que representan a la casi totalidad de los trabajadores de la sociedad -un 97,9 5%-, frente al 2 % que suponen los sindicatos que demandaron el acuerdo.

La solución que alcanzaron el pasado 2 de enero la empresa y CCOO y UGT contemplaba una reducción de despidos de 644 a 350, además de una reducción de jornada del 25 % para 400 trabajadores; suspensiones de contratos por cierres temporales de 25 establecimientos para 246 trabajadores y reducción salarial de entre el 0,5 % al 3 % para toda la plantilla.

También establecía la eliminación del complemento empresarial para la incapacidad temporal por enfermedad común; la flexibilidad laboral mediante un nuevo sistema de fijación del calendario laboral mensual y la supresión de dos días de licencias y otras reducciones de gastos de personal.

Asimismo, fijó la posibilidad de que las extinciones fueran voluntarias, se comprometió un Plan de recolocación externo y la suscripción de un convenio especial con la Seguridad Social para los mayores de 55 años afectados por las extinciones.

Normas