Operación policial en Cataluña

Detenidas 145 personas por defraudar 7,8 millones en prestaciones por desempleo

Los defraudadores creaban empresas ficticias en Cataluña para tramitar el alta de falsos trabajadores y poder cobrar después el seguro de paro

Algunos empleados pagaron por ser contratados para participar en la trama

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, tras la firma de un convenio de cooperación en materia de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social entre ambos ministerios, celebrada esta mañana en Madrid. EFEKote Rodrigo
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, tras la firma de un convenio de cooperación en materia de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social entre ambos ministerios, celebrada esta mañana en Madrid. EFE/Kote Rodrigo EFE

La Policía Nacional ha detenido en Cataluña a 145 personas y ha imputado a otras 275 acusadas de defraudar 7,8 millones de euros creando empresas ficticias para hacer falsos contratos de trabajo para cobrar después fraudulentamente la prestación de desempleo.

En una investigación que ha durado varios meses, los agentes han puesto al descubierto una trama que había creado empresas relacionadas con la construcción, servicios de limpieza y jardinería con la única intención de tramitar altas de falsos trabajadores para que pudieran percibir prestaciones por desempleo o subsidios.

Según ha informado hoy la Policía Nacional, entre los detenidos figuran tanto los administradores de las empresas mercantiles ficticias como algunos de las personas que eran falsos empleados que habían pagado para ser contratados y así poder optar después a cobrar fraudulentamente el subsidio de desempleo.

Las investigaciones se iniciaron hace un tiempo, cuando el Servicio de Prevención de Delitos Económicos de la Tesorería General de la Seguridad Social y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Cataluña detectaron 19 empresas inscritas en el Régimen General de la Seguridad Social carentes de actividad laboral real y efectiva.

Tras analizar la documentación de estas empresas y efectuar varios registros en ellas, los agentes pudieron comprobar que estas compañías, dedicadas supuestamente a trabajos de construcción, servicios de limpieza y jardinería, se habían creado con la única intención de defraudar al servicio público de empleo.

Según la Policía, únicamente dos de las 19 empresas investigadas habían tenido actividad real, aunque también habían sido utilizadas por sus administradores ilícitamente para hacer contrataciones falsas.

Además del fraude en el cobro irregular de los subsidios, las empresas tampoco pagaban las cuotas de seguros sociales de los empleados que daban de alta.

Con la información recopilada en las empresas, los agentes solicitaron al servicio público de empleo todos los expedientes de paro de los trabajadores que presuntamente habían simulado una relación contractual con las firmas investigadas.

Así, descubrieron que la mayoría de estos contratos correspondían a personas extranjeras que, en muchos casos, además de obtener un beneficio económico percibiendo de forma irregular un subsidio, también pretendían regularizar su situación en España.

Según la policía, la cantidad defraudada hasta el momento asciende a 7.806.708 de euros, 4.821.246 de ellos por impagos a la Tesorería de la Seguridad Social, y 2.985.462 a subsidios percibidos ilícitamente del servicio público de empleo.

La investigación, que aún no ha finalizado, estudiando todavía una parte de los expedientes de desempleo y las certificaciones individualizadas de lo cobrado indebidamente por cada uno de los falsos trabajadores, por lo que el montante del fraude podría aumentar.

La investigación la están llevando a cabo agentes de la Sección de Investigación de la Seguridad Social de la Brigada de Delincuencia Económica de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) central, de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.

 

Aumenta el fraude un 38%

El número de infracciones de trabajadores que cobran indebidamente prestaciones por desempleo aumentó un 38,37% en el primer trimestre del año, según datos facilitados hoy por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante la firma entre su Departamento y el Ministerio del Interior de un convenio de cooperación para luchar contra el fraude a la Seguridad Social.

Durante el periodo enero-marzo, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en el marco del plan de lucha contra el fraude y el empleo irregular, detectó un 33% más de infracciones de empresas que daban ocupación a perceptores de prestaciones por desempleo.

Las cifras del primer trimestre confirman, según Báñez, la tendencia del año 2012, cuando el número de infracciones a empresas por dar trabajo a parados con prestación se incrementó casi un 30%, en tanto que las sanciones a trabajadores que obtuvieron prestaciones indebidamente aumentó un 49%.

Además, la titular de Empleo ha revelado que el aumento del número de actuaciones permitió incrementar casi un 200% el número de infracciones detectadas en materia de empresas ficticias durante el primer trimestre del ejercicio actual frente al mismo periodo de 2012.

Normas