Los sindicatos están divididos sin una estrategia de actuación común

El bloqueo de Pescanova se contagia a la plantilla

Los sindicatos no están de acuerdo con la postura independiente que está tomando CC OO en el proceso

Asamblea de trabajadores de Pescanova, celebrada el 20 de abril en Vigo, para valorar la solicitud esta semana del concurso de acreedores de la compañía.
Asamblea de trabajadores de Pescanova, celebrada el 20 de abril en Vigo, para valorar la solicitud esta semana del concurso de acreedores de la compañía. EFE

La gravedad de la crisis de Pescanova no es proporcional a la rapidez con que el proceso avanza o los representantes de los trabajadores comienzan a actuar. Casi dos meses después de que la empresa anunciara su entrada en preconcurso y 20 días más tarde de su solicitud voluntaria de declaración de concurso de acreedores, los sindicatos no han adoptado aún una estrategia común para proteger a las más de 1.000 personas que la firma emplea en Galicia y más de 10.000 en todo el mundo.

Después de cruces de acusaciones y declaraciones independientes de cada uno de los sindicatos, ayer a mediodía se reunieron, convocados por CC OO, representante mayoritario en el comité de Pescanova con 25 delegados. El objetivo inicial era fijar una fecha para la convocatoria de la manifestación que CC OO anunció el sábado, durante una reunión con la plantilla de Pescanova.

Sin embargo, el resultado de la reunión fue posponer de nuevo la decisión de la creación de una estrategia única a seguir. Los sindicatos han decidido realizar una ronda de asambleas informativas en todos los centros de trabajo de la empresa durante la semana del 7 al 11 de mayo.

“Queremos saber qué opinan los empleados, qué quieren hacer ante esta complicada situación”, explicó Ricardo Castro, secretario general de CUT, uno de los sindicatos minoritarios en el grupo.

Una vez concluyan las asambleas, las fuerzas sindicales fijarán una fecha para la concentración propuesta por CC OO. Sin embargo, por el momento, solo el sindicato mayoritario ha afirmado su intención de manifestarse.

UGT, segundo fuerza con 10 delegados, prefiere esperar. “Hasta que el juez no nombre al administrador concursal no tomaremos ninguna decisión”, explicó su responsable de alimentación Ignacio Couñago a CincoDías. “No nos negamos a la manifestación, pero nuestra postura dependerá de las condiciones”, afirma el representante de CUT.

Los sindicatos no están de acuerdo con la postura independiente que está tomando CC OO en el proceso y centran su lucha contra él. UGT le acusa de haber informado a los medios de comunicación antes que a las fuerzas sindicales de la convocatoria de manifestación. CIG considera que “CC OO se quiere arrogar un protagonismo que no tiene en la práctica, solo en la teoría”, afirmó su secretario general de Alimentación, José Fernández Piñeiro.

Este último sindicato, con ocho delegados, no acudió a la reunión de ayer por considerar que también debían estar presentes los delegados sindicales de los comités de empresa. CIG ha decidido convocar de manera independiente a los sindicatos para un encuentro el próximo martes en el que se asegure que estarán presentes todos los representantes de los trabajadores de Pescanova, algo difícil si el encuentro lo organiza CC OO. Antes de ese día, el sábado, CIG se reunirá con sus afiliados y representantes en Pescanova para acordar la estrategia que llevará a partir de ahora.

CIG es el único sindicato que ha mostrado abiertamente su postura contra la dirección de Pescanova. “Exigimos que se retire y sustituya el equipo directivo de la compañía y que la propia Xunta convoque a la dirección de la empresa a este cambio”, afirmó Fernández Piñeiro. “El consejo es el culpable del deterioro irrecuperable a corto plazo de la imagen de Pescanova”, concluye. Según el secretario de alimentación de CIG, la Xunta debe implicarse en la crisis, tras haber acudido al rescate de Pescanova en la década de los noventa.

Piñeiro asegura que va a haber una pérdida de personal. Desde UGT, temen que la deuda de la empresa matriz arrastre a las filiales y surja un conflicto entre los trabajadores de los distintos centros.

Normas
Entra en El País para participar