Titulizaría créditos al consumo

El Corte Inglés estudia emitir bonos por primera vez para financiarse

Entrada de El Corte Inglés de la calle Goya, en Madrid.
Entrada de El Corte Inglés de la calle Goya, en Madrid.

El Corte Inglés estudia titulizar carteras de créditos de Financiera El Corte Inglés, un EFC, establecimiento financiero de crédito. Titulizará los derechos de cobro generados por las compras a plazos de sus cliente y el banco encargado de estudiar la viabilidad de la operación es Santander, como ha publicado hoy El Confidencial,  que señala que se plantea un importe de entre 500 y 1.000 millones de euros.

Una titulización supone empaquetar un activo que de entrada está dentro del balance de una entidad con créditos –en este caso, derechos de cobro de El Corte Inglés– con el objetivo de venderlo, obtener liquidez y quitarse riesgo al sacarse ese activo del balance. El mercado de titulizaciones ha permanecido seco en los últimos años, a raíz del estallido de la crisis financiera con los activos tóxicos.

La compañía aún no ha tomado ninguna decisión en firme respecto a dicha operación, que desde el gigante de la distribución han rehusado comentar.

Los EFC, regulados desde 1994, son también entidades financieras, aunque con una serie de peculiaridades frente a los bancos propiamente dichos. Se centran en la realización de operaciones crediticias, como la gestión o emisión de tarjetas de crédito y la concesión de avales y garantías. Otra diferencia fundamental frente a los bancos es que no pueden captar depósitos del público. Por este motivo, no tienen obligación de estar adheridas al fondo de garantía de la banca.

El número de EFC registrados en e lBanco de España asciende a unos 60, según el último listado del supervisor gobernado por Miguel Ángel Fernández Ordóñez. La mayoría de ellos son filiales de entidades bancarias -Bansabadell Financiación, Bankinter Consumer Finance, Santander Consumer, entre muchas otras-, pero también las hay que dependen de otro tipo de empresas. Así hay EFC controlado por Volkswagen, por Scania, por Mercedes-Benz o El Corte Inglés o Carrefour.

La emisión de bonos sería lanzada por la Financiera El Corte Inglés, la mayor entidad de crédito al consumo de España, que colocaría entre inversores institucionales los derechos de cobro generados por las compras a plazos tras su conversión en títulos negociables.

Hasta ahora, el Corte Inglés, al igual que la mayoría de los distribuidores, se ha financiado mediante líneas de crédito y préstamos bancarios y ahora estudia diversificar su financiación.

“La dinámica del mercado está propiciando el lanzamiento de este tipo de productos”, según las mismas fuentes, que subrayaron que este cambio se debe tanto a la relajación de la prima de riesgo española como a que, cada vez más, los inversores institucionales opta por invertir directamente su dinero en empresas en vez de hacerlo a través de bancos o fondos.

En 2012, Financiera el Corte Inglés otorgó préstamos por valor de 6.097 millones de euros, el 9,86 % menos que un año antes, según datos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Créditos (Asnef).

Por detrás, se sitúan Santander Consumer (3.077 millones), Grupo Finanzia (2.096 millones) y Cetelem (1.170 millones).

Normas
Entra en El País para participar