Fin de las negociaciones

Iberia rebajará otro 4% el salario de sus empleados de tierra y azafatas

El plazo para acordar medidas de alza en la productividad concluye sin acuerdo

Los sindicatos acusan a la empresa de actuar de mala fe durante el proceso

El acuerdo de mediación posibilita una reducción salarial que se suma al 7% ya rebajado

El clima de desencuentro entre la dirección y los trabajadores sigue reinando en Iberia. Ambas partes han dado por concluidas entre esta mañana y esta tarde las negociaciones por las que se buscaba un incremento en la productividad de los colectivos de tierra (handling y mantenimiento) y tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) sin que se hayan acercado posiciones.

La ausencia de acuerdo, tal y como recoge el pacto entre empresa y sindicatos firmado hace un mes ante el mediador Gregorio Tudela y la propia ministra de Fomento, Ana Pastor, da pie a que la aerolínea sume al tijeretazo en la nómina de sus trabajadores un nuevo 4%.

Representados por CC OO, UGT, USO y Asetma, el equipo de tierra ya sufrió el 15 de marzo una rebaja salarial del 7%. Desde el frente sindical se acusa a Iberia de intentar imponer medidas recogidas en el proceso de inaplicación de convenio, que fueron retiradas como resultado del proceso de mediación.

Esta misma mañana la dirección ha entregado una propuesta de acta que los sindicatos se han negado a firmar. Los representantes de la plantilla hablan de actuación "de mala fe" por parte de la compañía. "En la mesa de handling han intentado restaurar medidas del descuelgue de convenio retiradas hace un mes", reiteran. Al no haber posibilidad de acuerdo en handling, se ha roto cualquier intento de pacto en el área de mantenimiento.

Ya a las 18,00 horas se ha celebrado la última reunión entre la dirección y los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), grupo con el que el acuerdo parecía más viable. Este colectivo de empleados, al igual que el de los pilotos, ya ha padecido un recorte salarial del 14%. No ha habido entendimiento y el ajuste será del 18%.

Desde los sindicatos de TCP se ha mostrado sorpresa por lo que han llegado a calificar de "desacuerdo de última hora". Desde UGT se habla de posición preconcebida por parte de Iberia: "Pese a que prácticamente coincidiamos, no se ha dado oportunidad de un último acercamiento", dicen desde el sindicato, donde se aprecia tras este giro inesperado de la dirección una posible "imposición externas a la mesa" en clara alusión a la dirección de IAG, holding en que se engloban Iberia y British Airways. El sindicato Sitcpla coincide con lo sorprendente del desenlace.

La reestructuración en Iberia contempla 2.256 bajas entre los trabajadores de tierra; la empresa también prescindirá de 627 TCP y de 258 pilotos. Además de las prejubilaciones y bajas, se ha buscado en el último mes incrementar la productividad como vía para ganar competitividad frente a las compañías low cost. Los pilotos, representado por el Sepla, también tendrán un ajuste adicional en sus sueldos del 4% después de que no aceptaran los términos de la mediación de Tudela.

El propio pacificador en el conflicto entre Iberia y sus plantilla, el catedrático de Derecho del Trabajo Gregorio Tudela, aconsejó cesiones por parte de los empleados en este sentido a cambio de evitar una nueva intervención de la empresa en las nóminas. Atendiendo a las reivindicaciones de los sindicatos, Tudela rebajó el número de salidas de 3.807 trabajadores a 3.141, de un total de 20.000, además de asegurarse que la principal vía para abandonar la aerolínea es la de las prejubilaciones.

 

 

Normas
Entra en El País para participar