Muy confidencial

¿Sin ajustes en las Cortes?

El descontento generalizado entre los funcionarios de la Administración General del Estado por la supresión de tres días de libre disposición (moscosos) y de los días de vacaciones por antigüedad (canosos) se ha incrementado una vez que han conocido que otros no lo sufrirán. Y para ello están denunciando el agravio que soportan frente a los funcionarios del Congreso y el Senado. En el calendario laboral que regula las vacaciones de estos empleados se establece un permiso de 22 días hábiles, ampliables a 26 según la antigüedad, a lo que hay que añadir cinco días de libre disposición. En julio, el Ejecutivo de Rajoy rebajó de seis a tres los días de libre disposición y suprimió los canosos, dentro del plan de medidas para asimilar el régimen laboral del sector público al privado.

Normas