Breakingviews

Credit Suisse sigue recortando

Credit Suisse solía liderar la reducción de costes. El banco ha estado por delante de sus competidores desde el año pasado, cuando hizo el primero de tres anuncios en los que decía que reduciría los gastos por un total de 3.000 millones de francos suizos antes de finales del próximo año. Al igual que un cirujano obsesionado, vuelve a ello, abriendo la temporada de resultados de los bancos europeos al anunciar más recortes por 1.000 millones para finales de 2015.

Ser el primero en mover ficha no le ha hecho ningún favor a Barclays tras su admisión del escándalo del líbor, pero Credit Suisse no parece haber sufrido demasiado al tomar la iniciativa en los recortes de gastos. La banca de inversión, donde Credit Suisse ya ha eliminado 1.700 millones de francos suizos en costes, ha dado un vuelco. Fue el principal contribuyente para que el grupo alcanzara un beneficio antes de impuestos de 1.200 millones después de registrar pérdidas un año antes.

Sin embargo, aún hay buenas razones para que los gestores del banco no estén satisfechos. Las ganancias en la venta y negociación de acciones cayeron en un 11% hasta los 1.000 millones. El grupo también puede hacer más para reforzar su colchón de capital, después de un ligero deslizamiento desde que trazara el objetivo de finales de año en julio.El banco espera ahopra tener un ratio de capital Tier 1 del 9,3% en lugar del 9,4 en diciembre.

De ahí la obsesión de Credit Suisse con el otro lado de la balanza. La mayor parte de los bancos de inversión aspiran a un ratio coste por ingreso inferior al 70%: Credit Suisse está en el 80%. Otro problema es la compensación a la banca de inversión, que creció un 4% desde el año pasado. La plantilla tiene también que reducirse después de mantenerse en 20.600 en el trimestre.

Presumiblemente, los recortes de 1.000 millones de francos, de los cuales 700 serán del banco de inversión, reducirán tanto el pago como las nóminas . La cuestión principal es si necesitará más.