Balance amargo en el aniversario

Cinco años de crisis dejan la Bolsa al nivel de 2003

Cinco años de crisis dejan la Bolsa al nivel de 2003
Cinco años de crisis dejan la Bolsa al nivel de 2003

Esta semana se cumplió el quinto aniversario de la primera actuación coordinada de los principales bancos centrales. Una respuesta a la llamada de auxilio de un sistema financiero mundial asfixiado por el estallido de las hipotecas subprime en EE UU. Un lustro después de aquel primer envite para combatir una crisis que con la quiebra de Lehman Brothers en 2008 estuvo a punto de hacer saltar por los aires el sistema financiero mundial, el panorama con el que se encuentran los inversores sigue siendo incierto. La crisis financiera que arrancó en EE UU y dio paso a la Gran Recesión se ha transformado hoy en una crisis soberana que ha impactado con especial virulencia sobre Europa por el elevado endeudamiento de ciertos países y su escaso margen de maniobra para combatir el estancamiento.

La resistencia de los países emergentes y la vuelta al crecimiento de EE UU permite encontrar hoy un escenario menos demoledor al de la Gran Depresión, sin que ello permita todavía excesivas alegrías a los inversores. Las dudas que penden sobre Europa amenazan una vez más con deteriorar la economía mundial y a la espera de que a la vuelta de vacaciones los líderes políticos de la zona euro empiecen a desvelar su plan para combatir la crisis, el balance que dejan estos cinco años de crisis resulta bastante amargo.

BOLSA -53%

La Bolsa española se ha convertido en una de las principales víctimas. El Ibex navegaba en el entorno de los 15.000 puntos a principios de agosto de 2007 y a día de hoy pelea por mantener la cota de los 7.000 puntos. Un desplome del 53% que supone un fuerte golpe para todos aquellos inversores que entraron antes de la crisis subprime y aún mantienen ciertos títulos. La evolución de la Bolsa no ha estado exenta de volatilidad en este periodo. En noviembre 2007 el Ibex acarició los 16.000 puntos en un momento en el que nadie predecía la virulencia de la crisis y desde entonces entró en una trayectoria bajista que llevó el índice hasta los 6.817 en 2009. A partir de ahí, el efecto de los programas de estímulo y la recuperación a nivel global permitieron que remontara hasta los 12.222 en 2010 pero desde entonces el arranque de la crisis soberana en Europa -primero con el capítulo griego, seguido después por los rescates a Irlanda, Portugal y la banca española- no ha hecho más que agravar las ventas para situar a la Bolsa española en niveles de finales de 2003. Un cómputo desolador que deja pérdidas acumuladas especialmente llamativas en valores como Gamesa (-95%), Sacyr (-95,3%), Popular (-87%), FCC (-83%), Acciona (-79%) o Bankinter (-73%), los más castigados en este periodo.

El balance en otros mercados europeos deja resultados muy dispares dependiendo de la fortaleza económica de cada país. La caída de las Bolsas de Irlanda (-63,6%), Grecia (-87%) y Portugal (-63%), los tres países rescatados, es aún mayor, mientras que la Bolsa alemana, aupada por la recuperación que acumula este año, pierde el 8,7% en cinco años. Por otro lado, las Bolsas de Francia, Reino Unido o Italia pierden el 40,2%, 7% y 63,8% respectivamente, mientras que en EE UU los números son bastantes mejores. El país ha logrado salir de la recesión de forma más rápida y efectiva que Europa, algo que los inversores no han pasado por alto. Así, las pérdidas rondan el 4% en el Dow Jones y el 6,5% en el caso del S&P 500 mientras que el Nasdaq, aupado por la remontada de las empresas de corte tecnológico, avanza el 15%. En las Bolsas desarrolladas los castigos acumulados rondan el 20% de media, según el índice MSCI World, mientras que en el universo emergente se reducen a casi la mitad -el índice MSCI Emergente pierde cerca del 10%- con diferencias importantes entre regiones. Así, mientras la Bolsa de Brasil sube alrededor del 6,8% en cinco años, India avanza alrededor del 9% mientras China pierde el cerca del 48% y Rusia cae el 13,4%.

VIVIENDA -25%

Los inversores que compraron en el pico de la burbuja inmobiliaria en España también acumulan fuertes pérdidas en los últimos cinco años. El precio de la vivienda ha caído un 25% desde el primer trimestre de 2007, según el INE. Las vivienda nueva ha sufrido menos, al acumular un retroceso del 16%, mientras que la de segunda mano se ha visto más afectada con una caída del 32%.

ORO +140%

El oro se ha convertido en el refugio por excelencia. El metal lleva 12 años consecutivos de subida y en los últimos cinco ha repuntado el 140%. La ausencia de inversiones consideradas seguras puede seguir beneficiando al oro si repunta la tensión en el mercado de deuda y no se resuelven los problemas en Europa. Los expertos advierten que podría corregir por las ganancias acumuladas pero la política compradora emprendida por distintos bancos centrales, especialmente los asiáticos, es una corriente de fondo que apoya al metal a largo plazo. Eso sí a corto puede estar sujeto a mucha volatilidad.

PRIMA DE RIESGO 552

La fuerte escalada de los costes de financiación de los estados se ha convertido en una de las caras más trágicas de la crisis. Los repuntes en Grecia, Irlanda o Portugal terminaron con rescates mientras que en España amenazan la sostenibilidad de las cuentas pública si no se logran frenar. La rentabilidad del bono a 10 años ha pasado de cotizar en el entorno del 4,5% en 2007 a cotizar cerca del 7%. Una evolución que ha provocado que la prima de riesgo española haya pasado del entorno de los 10 puntos básicos al situarse en 552. La deuda ha dejado de considerarse un activo refugio por excelencia. En Grecia los tenedores de bonos han sufrido quitas y el miedo a que eso se repita ha provocado que muchos inversores huyan de la deuda de países en el punto de mira, como Italia o España. El inversor que confíe en la capacidad de pago de España puede obtener rentabilidades muy interesantes si mantiene la inversión a vencimiento. Otra cosa puede ocurrir si quiere vender antes, pues en los momentos de tensión suelen llegar las ventas y las caídas de precios.

EURO 1,23$

La crisis ha puesto en duda la supervivencia del euro. Hace cinco años cotizaba en el entorno de 1,34. En 2008 se asomó al nivel de 1,6 dólares, cuando la crisis azotaba más a EE UU, pero ya en 2010 cayó por debajo de 1,20, un nivel que ha vuelto a visitar este año. En la actualidad cotiza en el entorno de 1,23.

DEPâSITOS 2,32%

Los depósitos de alta remuneración vivieron su punto álgido en 2007 y 2008. La sequía del mercado interbancario generó una auténtica guerra en las entidades por captar pasivo. En 2008 el tipo medio ponderado que ofrecían los depósitos a plazo llegó al 4,41%, según el Banco de España. A día de hoy en junio la cifra estaba en el 2,32% si bien se pueden encontrar ofertas a más del 4% pese a que los tipos están en el 0,75%.