Los hombres de negro de la banca

Los hombres de negro de la banca

He de confesarlo. Cada vez que veo por televisión un anuncio de EVO Bank, deseo que ningún tecnócrata del BCE lo vea en su visita, de negocios o de placer, a España. Es un detalle solo; no tengo nada particularmente en contra de Novagalicia y, de hecho, el trabajo de González-Bueno en la filial de ING fue excelente, y así se le reconoció en el banco holandés que por cierto, también recibió ayudas públicas. Pero, lo siento, no me parece normal.

No me parece normal que una entidad que ha recibido dinero del Frob dos veces y que tendremos que recapitalizar entre todos los españoles (aunque el dinero nos lo presten nuestros socios europeos) se dedique a lanzar nuevas líneas de producto. Quizá una vez saneada se podría plantear un plan de relanzamiento. Quizá. Pero, ¿ahora que el bono está al 7%? ¿Ahora que el mercado especula con un rescate total de España precisamente por las de capital necesidades que tienen entidades como Novagalicia?

Este puede no ser el ejemplo no más grave, pero sí más visual (es lo que tiene la publicidad) de cómo se ha gestionado el rescate bancario en España. Pero es un ejemplo: Se pone dinero para salvar la entidad y luego se pone más para que alguien se la quede. Y no se pregunta. Cada entidad que haga lo que quiera o pueda. Lógicamente, si el supervisor no aprieta bien las tuercas y el erario público pone dinero a fondo perdido, el incentivo para sanear las cajas es nulo. Ya conocemos las consecuencias.

Ha dicho hoy el Frob que no instará liquidaciones de entidades. Cierto. Si hay liquidaciones de entidades no será el Frob quien toma la decisión. Serán estos señores quienes aprieten, en su caso, el gatillo.

Oliver Wyman, a la derecha, y Ronald Berger, a la izquierda, limpiando de ladrillo los balances de la banca

Los famosos hombres de negro están cada día más cerca. Y tienen claro su trabajo. Ya dijimos en su día que, a la luz de la declaración del Eurogrupo y de los estatutos del fondo de rescate, la reestructuración de la banca española no se limitará a las entidades que pidan ayudas. Joaquín Almunia solo dijo, ayer, algo que contemplan los citados estatutos del EFSF. Francisco González, de BBVA, ha tardado menos de 24 horas en recoger el guante. Normal; es mejor comprar en liquidación que en unas simples rebajas.

Ahora, del dicho al hecho hay una gran tramo. Y la confusión en torno a qué condiciones se impondrán al sector financiero parece indicar que es un asunto aún sujeto a negociación. ¿Qué pueden decidir los hombres de negro? Es más, ¿qué significa liquidación? Se puede considerar liquidación a la simple venta de la cartera crédito y de la red de oficinas. O, lo que sería mejor, a la venta de la cartera y de las oficinas imponiendo pérdidas forzosas a los tenedores de deuda. O a la conversión de la deuda de dichos acreedores en capital.  

Si miramos al conjunto del sector, ¿cuál será el veredicto de los hombres de negro? Quizás un mayor control de la cartera crediticia y de los préstamos al ladrillo, más allá que las provisiones que se apliquen en el temido decreto de saneamiento que hemos bautizado Guindos III. Pero ninguna opción es descartable: los hombres de negro podrán decidir qué se hace con los pisos que la banca ha acumulado estos años, si sobran o no oficinas o incluso poner cortapisas a la concesión de crédito.

Con toda seguridad, alguno de los banqueros de más renombre nos recordará entonces que el problema no era suyo, sino de otras entidades. Cierto. No es menos cierto, en todo caso, que la negativa del sector a afrontar problemas y el compadreo con el supervisor no han sido un asunto exclusivo de las cajas. Ni es menos cierto que incluso las entidades más saneadas acumulan una cantidad absurda de pisos. Para los bancos los hombres de negro van a ser una presencia extremadamente incómoda. Pero el conjunto de los ciudadanos, a esos que no nos forramos con la burbuja inmobiliaria, vimos llegar a los hombres de negro en mayo de 2010. Y cada vez son más.

Música contra la crisis. Los Bravos. Black is Black

Sígueme en Twitter @Nuno_Rodrigo5 o pinchando aquí

Comentarios

Dado el sempiterno compadreo político-financiero-judicial-periodístico existente en España desde hace décadas, ninguna medida radical y efectiva será tomada por políticos españoles, sean del partido que sean. Nuestra única esperanza son lo hombre de negro, siempre que sean extranjeros, del norte preferiblemente.
06/14/2012 07:39:52 PM
Pues si es lo mejor q nos puede pasar q lo hagan ya y si se pueden llevar por delante a este ganado de sinverguenzas también q lo hagan ya
06/14/2012 08:23:45 PM
En un país penaliza la excelencia (no solo académica-laboral como algunos “faldriquis” nos quieren hacer creer), no queda mas que un tumulto de personajes sin calado. Tal es así, España no ha tenido un “hombre de Estado” nunca,..., gobernando. El “hombre de Estado”, al igual el Estado de derecho, es reflejo de unos valores compartidos. En España si bien en parte los tenemos, libertades civiles, falta todavía mucho por recorrer, si es llegamos a ello.Razón por la cual, somos una democracia LIBERAL muy reciente.Como demuestra el compadreo, amiguismo de parte de la sociedad para someter a otra,...,Llegar al ya famoso “coge el dinero y corre” el lema inflacionario de los ladrones de cuello blanco y parsimonia institucional.Personalmente, pido por mi, me bajen los impuestos y me permitan usar la moneda yo desee.Votaré a quien lo haga. Como, votaría por la vida, aunque la mayoría votase muerte.Por cierto, los representantes de los acreedores vienen a cobrar. Ni más ni menos,..., aunque con la injerencia tiene el Estado en todas partes, incluso pueden hacer algo bueno.De todas formas, es patético no generar mejores políticos como país,...
06/14/2012 10:59:25 PM
Lo mismo me viene pasando a mí, desde hace varios años, con las campañas del tipo "colabora con tu iglesia" y "por tantos". Me resulta irritante que les demos dinero y que se gasten una parte en campañas publicitarias para decirnos que les demos más.Bankia es el banco del PP. Procede de la fusión de cajas controladas durante muchos años por politicos del PP. Es inevitable que el PP salve a su banco con el dinero de todos, en condiciones muy favorables. Y es inevitable que, a toro pasado, descubramos que las condiciones eran DEMASIADO favorables.
06/15/2012 08:06:07 AM
Mas que hombres de negro, yo los denominaría "vampiros de la UE" o "cobradores europeos del frak". Vendrán a asegurar el pago de lo que nos van a prestar. Pidamos a Dios que solo afecte a los que realmente han generado este desastre, pero, como buen español, creo que los más débiles seran los que carguen con todos los pesares. Felicito al autor por el último párrafo. Es un buen resumen de la realidad.
06/15/2012 08:50:18 AM
En vez de bajar salarios también se pueden bajar beneficios para ajustar el precio, aunque eso es tema tabú. Ni DF3s35FF guerra entre pueblos ni paz entre clases.
06/15/2012 10:46:28 AM
Estimado Sr. Nuño, parece mentira que escriba usted en un periódico económico. Que falta de rigor en sus comentarios. No tengo nada a favor de NCG, antes bien lo contrario, especialmente de sus anteriores gestores. Pero eso no me impide valorar el esfuerzo realizado para seguir adelante con un proyecto. Se trata del único banco con ayudas públicas que ha decidido afrontar cambios de rumbo, seguramente por exigencias, pero en definitiva afrontarlas. Ha cambiado a todo su consejo de administración, ha cerrado el 30 % de sus sucursales, ha reducido su plantilla, y por si fuera poco hace el esfuerzo de dar un giro a la banca actual con un modelo no nuevo pero que si usted entiende algo es rentable. La vuelta a la banca tradicional, clara sencilla, concisa y trasparente que demanda el casi 100 % de los usuarios bancarios. Una banca de clientes y no de productos. No es nuevo, no es innovador pero es rentable.En un entorno económico tan hostil, no seré yo el que defienda las ayudas a la banca (otros sectores han vivido permanentemente de ella, automóvil, cine, minería, agricultura..., y un largo etc. Otros, como el medio en que usted escribe -su grupo- han tenido otras prebendas probablemente más deleznables que la propia ayuda, pues bien en este entorno por lo menos parecería de justicia reconocer el esfuerzo a alguien que está intentando cambiar las cosas (aún a riesgo de equivocarse) frente al inmovilismo de otros, especialmente la política de la vieja Europa (vieja como lenta). Es fácil esconderse detrás de su ordenador, no proponer nada para poder seguir criticando y vivir de la sopa boba de la crisis, con el agravante del sesgo de sus comentarios.Reflexiones como la suya solo caben desde el rencor, la ignorancia o la incompetencia.
06/16/2012 05:58:49 PM

Comentarios

Dado el sempiterno compadreo político-financiero-judicial-periodístico existente en España desde hace décadas, ninguna medida radical y efectiva será tomada por políticos españoles, sean del partido que sean. Nuestra única esperanza son lo hombre de negro, siempre que sean extranjeros, del norte preferiblemente.
Pues si es lo mejor q nos puede pasar q lo hagan ya y si se pueden llevar por delante a este ganado de sinverguenzas también q lo hagan ya
En un país penaliza la excelencia (no solo académica-laboral como algunos “faldriquis” nos quieren hacer creer), no queda mas que un tumulto de personajes sin calado. Tal es así, España no ha tenido un “hombre de Estado” nunca,..., gobernando. El “hombre de Estado”, al igual el Estado de derecho, es reflejo de unos valores compartidos. En España si bien en parte los tenemos, libertades civiles, falta todavía mucho por recorrer, si es llegamos a ello.Razón por la cual, somos una democracia LIBERAL muy reciente.Como demuestra el compadreo, amiguismo de parte de la sociedad para someter a otra,...,Llegar al ya famoso “coge el dinero y corre” el lema inflacionario de los ladrones de cuello blanco y parsimonia institucional.Personalmente, pido por mi, me bajen los impuestos y me permitan usar la moneda yo desee.Votaré a quien lo haga. Como, votaría por la vida, aunque la mayoría votase muerte.Por cierto, los representantes de los acreedores vienen a cobrar. Ni más ni menos,..., aunque con la injerencia tiene el Estado en todas partes, incluso pueden hacer algo bueno.De todas formas, es patético no generar mejores políticos como país,...
Lo mismo me viene pasando a mí, desde hace varios años, con las campañas del tipo "colabora con tu iglesia" y "por tantos". Me resulta irritante que les demos dinero y que se gasten una parte en campañas publicitarias para decirnos que les demos más.Bankia es el banco del PP. Procede de la fusión de cajas controladas durante muchos años por politicos del PP. Es inevitable que el PP salve a su banco con el dinero de todos, en condiciones muy favorables. Y es inevitable que, a toro pasado, descubramos que las condiciones eran DEMASIADO favorables.
Mas que hombres de negro, yo los denominaría "vampiros de la UE" o "cobradores europeos del frak". Vendrán a asegurar el pago de lo que nos van a prestar. Pidamos a Dios que solo afecte a los que realmente han generado este desastre, pero, como buen español, creo que los más débiles seran los que carguen con todos los pesares. Felicito al autor por el último párrafo. Es un buen resumen de la realidad.
En vez de bajar salarios también se pueden bajar beneficios para ajustar el precio, aunque eso es tema tabú. Ni DF3s35FF guerra entre pueblos ni paz entre clases.
Estimado Sr. Nuño, parece mentira que escriba usted en un periódico económico. Que falta de rigor en sus comentarios. No tengo nada a favor de NCG, antes bien lo contrario, especialmente de sus anteriores gestores. Pero eso no me impide valorar el esfuerzo realizado para seguir adelante con un proyecto. Se trata del único banco con ayudas públicas que ha decidido afrontar cambios de rumbo, seguramente por exigencias, pero en definitiva afrontarlas. Ha cambiado a todo su consejo de administración, ha cerrado el 30 % de sus sucursales, ha reducido su plantilla, y por si fuera poco hace el esfuerzo de dar un giro a la banca actual con un modelo no nuevo pero que si usted entiende algo es rentable. La vuelta a la banca tradicional, clara sencilla, concisa y trasparente que demanda el casi 100 % de los usuarios bancarios. Una banca de clientes y no de productos. No es nuevo, no es innovador pero es rentable.En un entorno económico tan hostil, no seré yo el que defienda las ayudas a la banca (otros sectores han vivido permanentemente de ella, automóvil, cine, minería, agricultura..., y un largo etc. Otros, como el medio en que usted escribe -su grupo- han tenido otras prebendas probablemente más deleznables que la propia ayuda, pues bien en este entorno por lo menos parecería de justicia reconocer el esfuerzo a alguien que está intentando cambiar las cosas (aún a riesgo de equivocarse) frente al inmovilismo de otros, especialmente la política de la vieja Europa (vieja como lenta). Es fácil esconderse detrás de su ordenador, no proponer nada para poder seguir criticando y vivir de la sopa boba de la crisis, con el agravante del sesgo de sus comentarios.Reflexiones como la suya solo caben desde el rencor, la ignorancia o la incompetencia.
Normas